ACTUALIZA 9-Macri lleva a centroderecha a la presidencia de Argentina y acaba con una era del peronismo

domingo 22 de noviembre de 2015 23:48 ART
 

(Actualiza con citas y detalles. Cambia redacción)

Por Nicolás Misculin y Jorge Otaola

BUENOS AIRES, 22 nov (Reuters) - Mauricio Macri, un opositor de centroderecha, ganó el domingo la presidencia de Argentina prometiendo un giro de timón para reactivar la economía, un maniobra que requerirá de destreza para mantener logros sociales de la última década y evitar que el país caiga de nuevo en una crisis.

Rompiendo con una hegemonía de 12 años del peronismo de centroizquierda en el poder, Macri lograba un 51,5 por ciento de los votos frente al 48,5 por ciento del oficialista Daniel Scioli en el primer balotaje de la historia del país.

Con su triunfo, Argentina tomará la senda de reconciliación con los inversores, que habían huido por los controles cambiarios, restricciones a las exportaciones y otras políticas intervencionistas de la mandataria saliente Cristina Fernández, que no podía aspirar a otra reelección.

"Juntos podemos construir la Argentina que soñamos", dijo Macri en su cuartel de campaña ante sus seguidores, que festejaban entre globos de color blanco y azul de la bandera argentina. "Es un cambio de época que nos tiene que llevar hacia el futuro, hacia las oportunidades que necesitamos para crecer".

Miles de argentinos se concentraron en el Obelisco, un emblemático monumento del centro de la capital, para festejar la victoria de Macri en medio de ensordecedores bocinazos. En otras ciudades importantes del país, como Rosario y Córdoba, la gente bailaba en las calles.

"Esto parece un sueño (...), se viene otra Argentina, mejor en todo sentido. Tenemos una oportunidad única para demostrar, desde los errores del kirchnerismo (oficialismo), cómo se puede construir un país transparente en todo sentido", aseguró a Reuters Ángela Torres, una médica de 43 años.

A pesar de la popularidad que la presidenta ganó a fuerza de planes sociales gubernamentales, una sostenida creación de empleo y subsidios a los servicios públicos, el cansancio de muchos argentinos con su beligerancia -que polarizó al país-, el estancamiento económico y la alta inflación impulsó a Macri.   Continuación...