28 de octubre de 2015 / 18:03 / en 2 años

Peronismo opositor se inclina por Macri en balotaje de Argentina

5 MIN. DE LECTURA

Por Maximilian Heath y Nicolás Misculin

BUENOS AIRES, 28 oct (Reuters) - Representantes del peronismo disidente encabezado por el diputado Sergio Massa, que quedó tercero en la primera vuelta electoral en Argentina, dieron el miércoles un aval al candidato opositor Mauricio Macri que podría resultar clave de cara al balotaje presidencial de noviembre contra el oficialismo.

Si bien el peronista oficialista Daniel Scioli se impuso en los comicios del último domingo, obtuvo un porcentaje de votos inferior al previsto, que resultó insuficiente para consagrarse presidente automáticamente y dejó las puertas abiertas para una reñida segunda ronda con la centroderecha de Macri.

Scioli, del Frente para la Victoria que gobierna el país desde hace 12 años, alcanzó el 36,9 por ciento de los sufragios y Macri el 34,3 por ciento, pero el 21,3 por ciento de los votos que logró Massa es el botín más deseado ahora por los dos contendientes en carrera.

"Mas allá de las diferencias con el macrismo, lo que importa es que haya un cambio", dijo a Reuters Roberto Lavagna, ex ministro de Economía y asesor estrella de Massa.

"Es importante tener en claro las características de ese cambio. En todo caso es no votar al Frente para la Victoria", añadió a periodistas antes de una reunión de la alianza encabezada por Massa para definir la estrategia ante el primer balotaje presidencial en la historia de Argentina.

Fuentes del Frente Renovador, el partido de Massa, dijeron el lunes a Reuters que, aunque no habría un apoyo explícito, la alianza encabezada por el diputado haría esta semana un guiño a Macri a través de un documento que se difundiría en la tarde del miércoles tras la reunión partidaria.

En el documento se plantearán propuestas de políticas de Estado que, según las fuentes consultadas por Reuters, son más cercanas al programa de Gobierno de Macri que al de Scioli.

Las mismas fuentes explicaron que muchos votantes peronistas del Frente Renovador posiblemente se inclinen por Scioli, razón por la que Massa no quiere decepcionarlos -y perder futuros votos- apoyando explícitamente a Macri, el candidato favorito de los mercados.

La gestión de la presidenta de centroizquierda Cristina Fernández -y antes de su difunto marido, Néstor Kirchner- ha aliviado la pobreza y mejorado diversos indicadores sociales, pero también ha asfixiado a algunos sectores de la economía con sus trabas comerciales.

El estilo duro y confrontativo del "kirchnerismo" le ha valido un amplio respaldo en el país, pero también ha generado rechazo en un amplio sector de la sociedad.

"Las diferencias que tenemos con el oficialismo están a la vista (...) Este Gobierno se emborrachó de poder", dijo el socio de Massa y gobernador de la provincia de Córdoba, José Manuel De la Sota, antes del encuentro del peronismo opositor.

Ante una consulta de periodistas, dijo que no votará por Scioli en el balotaje.

En Busca Del Votante Peronista

La mala elección del peronismo el domingo pasado, en la que perdió un baluarte histórico como la provincia de Buenos Aires - la más importante del país y actualmente gobernada por Scioli-, generó algunas disidencias dentro del oficialismo que se hicieron públicas.

Scioli, un ex empresario con más llegada a los mercados que la presidenta Fernández, siempre fue visto con desconfianza por los seguidores más duros del kirchnerismo, que temen que una vez en el poder abandone políticas emblemáticas de los últimos años como la gestión estatal de la petrolera YPF o los subsidios a la pobreza.

Pero Fernández se vio obligada a elegir a Scioli como sucesor porque era el único candidato del oficialismo que le garantizaba un amplio caudal de votos.

Una fuente del equipo de campaña de Scioli desmintió cortocircuitos dentro del peronismo oficialista, y señaló que pese a disentir con el actual gobernador de Buenos Aires muchos funcionarios del Gobierno nacional lo apoyan porque temen ser investigados por la justicia si triunfa la oposición.

Tras el pobre desempeño en la primera ronda electoral, el postulante oficialista ha salido en busca de los votantes independientes y del peronismo disidente que podría acercarlo a una victoria.

Scioli no cambiará el discurso de defensa de las políticas oficiales para captar más votos independientes, pero sí buscará acercarse más a los votantes, según la fuente.

"Que haga un acuerdo con Massa no significa nada, no significa votos. Él está convencido de que debe ir casa por casa", explicó. (Editado por Lucila Sigal)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below