PERFIL-Scioli, el estoico peronista que busca presidencia de Argentina a fuerza de paciencia

jueves 19 de noviembre de 2015 19:55 ART
 

Por Nicolás Misculin

BUENOS AIRES, 19 nov (Reuters) - Muchos pensaron que la carrera política de Daniel Scioli estaba terminada en el 2003.

A poco de asumir como vicepresidente de Néstor Kirchner, el entonces mandatario de Argentina le recortó todos sus poderes tras una pelea. Pero Scioli siguió en el cargo y soportó embates de un peronismo oficialista que no lo quería por su cercanía al mundo empresarial aunque lo necesitaba por su popularidad.

Desde el 2007, la sucesora y esposa de Kirchner, Cristina Fernández, llegó a ignorarlo, criticarlo y desdeñarlo públicamente, pero eso no desairó al persistente Scioli, que ya como gobernador estaba convencido de que su único camino a la presidencia era dentro de la centroizquierda oficialista.

Sin herederos a la vista, Fernández se vio obligada a respaldar a Scioli, el único candidato capaz de asegurar el triunfo del Frente para la Victoria gobernante. Scioli, de 58 años, sólo tuvo que apelar a su conocida paciencia y tenacidad.

"Toda su vida fue una forma de prepararlo para asumir la responsabilidad de conducir un país", dijo a Reuters Karina Rabolini, la pareja de Scioli desde hace 30 años y quien se convirtió en un arma estratégica de la campaña.

La declaración no es azarosa: Scioli, un ex corredor de motonáutica, sufrió en 1989 un atroz accidente sobre su lancha que le costó el brazo derecho. Después de recuperarse, volvió a competir y se consagró de nuevo campeón mundial.

"Las cosas que le han pasado en la vida lo hicieron muy fuerte para enfrentar semejantes desafíos", añadió la ex modelo Rabolini.

Scioli siempre ha mostrado un espíritu conciliador y disposición para hablar con todo el mundo.   Continuación...