Spots de campaña invaden TV argentina semanas antes de elecciones presidenciales

miércoles 30 de septiembre de 2015 11:48 ART
 

BUENOS AIRES, 30 sep (Reuters) - Las promesas para acabar con la pobreza, construir miles de viviendas o derrotar al narcotráfico invadieron la televisión argentina el miércoles, cuando se inició el período legal para difundir spots de campaña de cara a las elecciones presidenciales de fin de octubre.

El peronista oficialista y favorito Daniel Scioli, que se muestra junto a su esposa, la ex modelo Karina Rabolini, promete construir un millón de viviendas e impulsar la industria en una publicidad en la que se lo ve con un casco de obrero.

El opositor de centroderecha Mauricio Macri, segundo en los sondeos, se muestra como el líder de una revolución que mejorará la educación -uno de los aspectos más criticados de su gestión en la ciudad de Buenos Aires- y logrará la "pobreza cero".

El tercer candidato con posibilidades de alcanzar la presidencia el 25 de octubre, el peronista opositor Sergio Massa, aseguró en un épico spot que arrasará con el narcotráfico gracias al polémico apoyo de las fuerzas armadas y que bajará el delito.

La saturación de propaganda política que empezaron a sufrir las pantallas de televisión y el espacio radial tiene una explicación: la ley argentina prevé un espacio gratuito en los medios para los candidatos que hayan superado las primarias, que este año tuvieron lugar en agosto.

Partidos minoritarios, tanto de izquierda como de derecha, tienen también su espacio publicitario.

Las elecciones se prevén reñidas y Scioli, que tiene una intención de voto cercana al 40 por ciento, busca mejorar su desempeño de las primarias para lograr la presidencia sin necesidad de un balotaje en el que la oposición podría derrotarlo.

Macri tiene casi el 30 por ciento de intención de voto y Massa, que ha crecido en los últimos sondeos, supera el 20 por ciento.

Para evitar una peligrosa segunda vuelta, Scioli debe lograr al menos el 40 por ciento de los votos con una diferencia de 10 puntos porcentuales sobre su seguidor, o el 45 por ciento de los sufragios.

En busca de los escasos puntos porcentuales que podrían definir los comicios, los tres principales candidatos salieron el miércoles a la caza de los votantes indecisos.

(Reporte de Nicolás Misculin; Editado por Ana Laura Mitidieri)