Argentina ayuda a agricultores afectados por inundaciones; clima beneficiará a cultivos

lunes 31 de agosto de 2015 13:05 ART
 

BUENOS AIRES, 31 ago (Reuters) - Argentina dijo el lunes que otorgará beneficios fiscales en la provincia de Buenos Aires, el principal distrito agrícola del país, a productores rurales golpeados por las inundaciones, que también se verán favorecidos por la continuidad del clima seco reciente.

Fuertes tormentas a inicios de agosto dejaron 787.000 hectáreas bajo el agua en Buenos Aires y golpearon principalmente a la producción de trigo, del que Argentina es uno de los principales exportadores mundiales.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció en una conferencia de prensa que se declarará a la región en "emergencia agropecuaria", lo que implicará exenciones impositivas para los productores rurales perjudicados por los anegamientos.

"Esto totaliza, y es una estimación, 40 millones de pesos (4,3 millones de dólares) en beneficios para los productores", aseguró Kicillof.

Las inundaciones se desataron a inicios de mes, con fuertes tormentas en el núcleo agrícola de Argentina -un proveedor mundial de clave de alimentos-, donde cayeron volúmenes de agua muy superiores a los habituales en el centro y norte de Buenos Aires y en el sur de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos.

No obstante, una reducción en las precipitaciones y las temperaturas elevadas que hubo en la segunda mitad de agosto favorecieron el drenaje y evaporación de agua en algunas tierras.

De acuerdo con Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la Consultora de Climatología Aplicada (CCA), en la primera mitad de septiembre se repetiría el clima de las últimas semanas, trayendo más alivio a los productores agrícolas argentinos.

"Se ha perdido área de trigo pero, en general, el daño no ha sido tan grave. En particular porque no se sembró tanto trigo y afectó más a zonas ganaderas", dijo Heinzenknecht.

La semana pasada, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó que el 2 por ciento de la superficie sembrada con trigo está amenazada por el agua, desde el 7,8 por ciento estimado la semana anterior.

Según la Bolsa, los agricultores sembraron 3,7 millones de hectáreas con el cereal para 2015/16.

"Hay por lo menos 10 días sin lluvias previstos para el inicio de septiembre. La situación está evolucionando muy favorablemente y bastante rápido", señaló Heinzenknecht. (Reporte de Maximilian Heath; editado por Nicolás Misculin. LEA)