Inundaciones en Argentina provocarán recortes en área trigo 2015/16

miércoles 19 de agosto de 2015 17:40 ART
 

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 19 ago (Reuters) - La producción de trigo de Argentina probablemente caerá en la campaña 2015/16 por los efectos de graves tormentas recientes, afectando la competitividad del país en un mercado global con una oferta saturada por cosechas abundantes en el oeste de Europa y la región del Mar Negro.

Argentina es un proveedor clave de trigo para Brasil y el principal exportador global de aceite y harina de soja en un momento en que tanto la demanda internacional como los riesgos por factores climáticos se encuentran en ascenso.

Los productores agrícolas locales esperan una pérdida del 6 por ciento del área sembrada con trigo ante las inundaciones provocadas por las lluvias, un área ya reducida debido al desinterés del sector por límites impuestos por el Gobierno a las exportaciones del grano.

"Ya recibimos un año de lluvia en volumen y recién estamos entrando a la primavera, que se supone que es la estación con mayor humedad", dijo a Reuters David Hughes, un productor que administra unas 700 hectáreas de trigo en la provincia de Buenos Aires.

Hughes habitualmente recibe 1.000 milímetros de lluvia por año, pero, de acuerdo al productor, "superamos ese total hace una semana aproximadamente".

En los últimos 10 días cayó un récord de unos 300 milímetros en parte de la región agrícola núcleo de Argentina, dijo Ernesto Ambrosetti, analista de la Sociedad Rural Argentina (SRA), entidad que agrupa a los productores agropecuarios más importantes del país.

"Seguramente perderemos un porcentaje del área sembrada con trigo que puede rondar el 6 por ciento" debido a las inundaciones, dijo Ambrosetti, quien agregó que no incluía pérdidas de rendimientos causadas por hongos, que suelen multiplicarse en condiciones excesivamente húmedas.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires prevé un área sembrada con trigo 2015/16 de 3,7 millones de hectáreas, inferior a los 4,4 millones implantados el año pasado.

Una baja en la producción en Argentina podría reducir sus embarques a su vecino Brasil, obligando a su principal cliente del grano a buscar el grano en otros destinos, como Estados Unidos.

Por otro lado, especialistas de Estados Unidos y Gran Bretaña dijeron la semana pasada que -debido a cambios en el clima global- tormentas, sequías y olas de calor causarán caídas cada vez más frecuentes en la producción de alimentos como maíz, soja, trigo y arroz. (Traducido al español por Maximilian Heath; Editado en español por Javier López de Lérida)