13 de agosto de 2015 / 19:39 / hace 2 años

Scioli declara estado de emergencia en Buenos Aires por fuertes inundaciones

Por Juan Bustamante

LUJÁN, Argentina, 13 ago (Reuters) - El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, declaró el jueves estado de emergencia hídrica para hacer frente a fuertes inundaciones que afectaron a ese distrito y cuya urgencia lo llevó a volver de Italia anticipadamente.

Scioli, quien además es el candidato oficialista a la presidencia de Argentina y lidera las intenciones de voto, fue cuestionado por su manejo de las inundaciones que provocaron la evacuación de miles de habitantes.

Fuertes lluvias y vientos huracanados azotaron el jueves por séptimo día a Buenos Aires, provincia con un tamaño similar al de Ecuador o el estado norteamericano de Nuevo México habitada por uno de cada tres argentinos.

El territorio también es un campo de batalla clave para las elecciones presidenciales del 25 de octubre y las inundaciones fueron aprovechadas por críticos de Scioli, quien viajó a Italia para recibir tratamiento médico por una dolencia en su brazo derecho, para cuestionarlo.

Vecinos indignados se quejaban de que los esfuerzos para combatir la inundación habían tardado mucho.

“A nosotros nadie vino a ayudarnos y a decir, '¿necesitan algo?'”, dijo María de los Ángeles Maglioni en Luján, una ciudad localizada a 68 kilómetros al noroeste de la capital.

“(Fue) una vergüenza que los políticos recorrieron todas las calles (antes de las elecciones primarias del domingo pasado) y ahora que necesitamos, no. Que vengan ahora (...) Que se saquen las zapatillas y se mojen como nosotros ¿Ahora no necesitan el voto los políticos?”, agregó.

Scioli, el candidato del partido de la saliente presidenta Cristina Fernández, dijo que él había mantenido contacto regular con las agencias que coordinan la respuesta a la inundación durante su ausencia.

Más de 4.000 personas evacuaron sus casas y miles más sufrieron el daño del agua luego de que 300 milímetros, o alrededor de un tercio de las precipitaciones anuales típicas para las zonas afectadas, cayeran en tan solo unos pocos días, dijo Scioli.

Los opositores de Scioli fueron rápidos para atacar su decisión de viajar a Italia el martes mientras los ríos se salían de sus cauces.

Su rival más cercano, Mauricio Macri, el alcalde conservador de la Ciudad de Buenos Aires, dijo que él había ofrecido la ayuda de la capital a las autoridades provinciales. Macri debe conseguir más respaldo en la Provincia de Buenos Aires para ampliar su base de votos.

“La solución definitiva (para las inundaciones) son las obras, no es magia”, dijo Macri, citado el jueves por el diario La Nación. “Con las obras prometidas hechas, las cosas estarían mejor, se mitigarían las consecuencias. Acá se prometieron obras hidráulicas que no se hicieron”, agregó.

Scioli respondió que su foco ahora era ayudar a las víctimas de las lluvias. “No es momento de hacer un inventario de las obras que se han hecho”, sostuvo.

Imágenes de televisión mostraron a socorristas empujando botes en medio de barrios pobres donde el agua llegaba hasta las rodillas de las personas, y algunos residentes utilizaban canoas para moverse de un sitio a otro.

Fuertes precipitaciones adicionales están previstas hasta el jueves por la noche o el viernes por la mañana, de acuerdo con reportes meteorológicos locales. (Reporte adicional de Richard Lough y Juliana Castilla en Buenos Aires; escrito por Richard Lough; traducido por Gabriel Burin; Editado en español por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below