Gobierno chileno dice ex jefe policía secreta de Pinochet murió sin revelar información valiosa

sábado 8 de agosto de 2015 15:19 ART
 

SANTIAGO, 8 ago (Reuters) - El Gobierno chileno dijo el sábado que el ex jefe de la policía secreta de Augusto Pinochet murió sin revelar información valiosa de casos de violaciones a los derechos humanos que no han sido resueltos, uno de los pasajes mas oscuros de la historia del país.

El general retirado Manuel Contreras, ex brazo fuerte del dictador Pinochet, murió la noche del viernes, a los 86 años, por múltiples enfermedades y sin haber reconocido responsabilidad por ninguno de los 400 homicidios que cometió un grupo de militares que operaba bajo su mando.

"Contreras ha muerto llevándose información valiosa para saber la verdad y hacer justicia respecto del horror cometido por la dictadura. Es el momento para reafirmar nuestro compromiso con el pleno respeto y vigencia por los derechos humanos", dijo un comunicado del Gobierno de la socialista Michelle Bachelet.

Contreras, cuyos restos fueron cremados secretamente en un cementerio el sábado, se encontraba cumpliendo una condena de casi 530 años de cárcel, pero en los últimos días había ingresado a un hospital por un cuadro de hipertensión, secuelas de una trombosis, diabetes y efectos de un cáncer al colon.

El general retirado fue director de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), que entre 1974 y 1978 descabezó a los partidos que apoyaron al derrocado presidente Salvador Allende.

Contreras, apodado el "Mamo", fue acusado de dirigir el asesinato del general Carlos Prats y su esposa Sofía Coulbeth en Argentina, un fallido atentando al ex ministro Bernardo Leighton en Italia y el ataque en Washington que terminó con la vida del ex canciller Orlando Letelier y su secretaria Ronni Moffit en 1976.

El Gobierno se refirió a Contreras en el comunicado como "uno de los personajes más oscuros de nuestra historia, responsable de crímenes y graves violaciones a los derechos humanos en nuestro país".

Destacó que el retirado general murió privado de libertad y condenado a más de 500 años de cárcel "por decenas de crímenes cometidos contra sus propios compatriotas".

Durante el régimen de Pinochet (1973-1990), mas de 3.000 personas murieron o desaparecieron a manos de agentes de la dictadura, mientras otras 28.000 -incluida la actual mandataria- sufrieron torturas. (Escrito por Antonio de la Jara, Editado por Gabriela Donoso)