Irán realiza primera gran compra de granos en meses a Brasil y Argentina: operadores

martes 21 de julio de 2015 13:31 ART
 

Por Jonathan Saul y Michael Hogan

LONDRES/HAMBURGO, 21 jul (Reuters) - Importadores en Irán compraron en las últimas semanas más de 200.000 toneladas de maíz y soja a Sudamérica, particularmente a Argentina y Brasil, las primeras grandes adquisiciones de granos en meses para aumentar sus reservas, dijeron el martes operadores.

Teherán firmó hace una semana un acuerdo nuclear con las potencias mundiales, pero los operadores dijeron que es improbable que la república islámica realice grandes compras de trigo en los próximos meses hasta que exista alguna claridad sobre la remoción de las sanciones occidentales en su contra.

Fuentes comerciales dijeron que compradores iraníes adquirieron 180.000 toneladas de maíz brasileño y 29.000 toneladas de soja argentina para envío en julio y agosto.

"Irán tiene grandes necesidades de granos para alimento de ganado, pese a que tuvo una cosecha decente de cereales este año", comentó un operador. "Las exportaciones reducidas de harina de soja de la India a Irán también están generando importaciones altas de soja".

Los envíos están en etapa de cargamento, mostraron datos de seguimiento naviero y portuario.

"Hubo consultas de Irán por cargamentos de Sudamérica hace algunas semanas, de modo que ha existido cierto interés", afirmó otra fuente comercial.

Hacia fines de 2014, Irán realizó una serie de compras de más de medio millón de toneladas de trigo. Las adquisiciones se extendieron hasta comienzos de este año, pero menguaron en los últimos meses.

Probablemente tampoco haya mucho movimiento en el futuro cercano debido a que analistas afirman que pasarán meses antes de que se levanten las sanciones occidentales contra Irán.

Bancos internacionales y la mayoría de las aseguradoras probablemente se abstendrán de hacer negocios con Irán durante algún tiempo por temor a enfrentar más multas de los reguladores estadounidenses.

A Irán nunca se le prohibió comprar alimentos en virtud de las sanciones occidentales por su disputado programa nuclear, pero las penalidades impuestas por la Unión Europea y Estados Unidos han hecho más difícil el comercio al obstaculizar los pagos y los envíos marítimos. (Editado en español por Patricio Abusleme)