Miles de ecuatorianos acampan en espera de primera misa del Papa Francisco

lunes 6 de julio de 2015 11:40 ART
 

Por Yuri y García

GUAYAQUIL, Ecuador, 6 jul (Reuters) - Decenas de miles de fieles ecuatorianos se congregaban el lunes para ver al Papa Francisco en la ciudad costera de Guayaquil, donde muchos pasaron la noche acampando, cantando y orando a la espera de la primera misa multitudinaria del sumo pontífice en su gira por Sudamérica.

Después de su arribo la víspera a la capital ecuatoriana, Francisco, de 78 años, partió el lunes hacia Guayaquil, en donde visitará el santuario de la Divina Misericordia antes de celebrar la misa y después se reunirá con sus colegas jesuitas.

Los fieles hicieron largos peregrinajes desde diferentes puntos del país aprovisionados de alimentos, agua, colchones y mantas para participar de la ceremonia que encabezará el Papa nacido en Argentina y a la que autoridades esperan asista un millón de personas.

Familias enteras, personas con capacidades especiales, niños y ancianos seguían llegando al parque Samanes, al norte de Guayaquil, con la esperanza de recibir la bendición del Papa.

"He venido a este encuentro espiritual y a pedir que el Papa me sane porque tengo cáncer, yo sé que con la gracia de Dios estoy aquí", dijo Franklin Borbor, de 48 años, quien pese a su enfermedad viajó por más de cinco horas para ocupar un lugar en el parque.

La espera era amenizada por cánticos alegres y oraciones en Guayaquil, considerada la capital económica del país y bastión de la oposición al presidente Correa. La ciudad costera ha sido epicentro de protestas contra el Gobierno durante las últimas semanas, donde muchos salieron a las calles para manifestarse en contra de planeados aumentos impositivos y para acusar al mandatario de autoritarismo.

Correa acusa a sus opositores de querer opacar la visita del Papa y asegura que sus reformas sólo afectan a las clases más acomodadas y buscan distribuir mejor la riqueza.

Los críticos del presidente suspendieron las protestas por el viaje del sumo pontífice, pero algunos abuchearon el lunes a funcionarios del gobierno que acompañaban la caravana papal. Al llegar al país, Francisco exhortó al diálogo y a valorar las diferencias para que los progresos sociales lleguen a todos los ecuatorianos.   Continuación...