21 de junio de 2015 / 23:49 / en 2 años

Aun sin postularse, Fernández podría seguir influyendo en Argentina desde el Congreso

Por Hugh Bronstein

BUENOS AIRES, 21 jun (Reuters) - Cristina Fernández finalizará su mandato como presidenta de Argentina en diciembre, pero su influencia en el Congreso podría seguir siendo lo suficientemente fuerte como para impedir reformas favorables al mercado si el oficialismo gana las elecciones legislativas en octubre.

Descartada su postulación para ocupar un lugar en el parlamento tras dos mandatos presidenciales, Fernández está dejando que su ministro de Economía, el arquitecto de sus políticas intervencionistas, lidere la lucha del oficialista Frente para la Victoria por mantener el control del Congreso.

“El candidato es el proyecto”, dijo el domingo en declaraciones radiales el ministro de Economía, Axel Kicillof, horas después de que se cumpliera el plazo para que los candidatos se registren antes de las elecciones primarias que se realizarán en agosto.

“Hace tiempo que decimos que el candidato es el proyecto y eso se corporizó en las listas. Estaremos ahí para profundizar lo hecho en 12 años”, dijo Kicillof, refiriéndose a los ocho años en el poder de Cristina Fernández y a los cuatro años de su predecesor y difunto marido, Néstor Kirchner.

Tras celebrarse las primarias, los argentinos irán a las urnas el 25 de octubre para elegir la nueva composición del Congreso y a un próximo presidente.

Si Fernández y sus aliados mantienen el control de ambas cámaras legislativas podrían frenar cualquier intento de reforma favorable a los mercados de parte del próximo presidente, que asumirá el cargo el 10 de diciembre.

Las cuentas fiscales del país se han deteriorado durante los dos mandatos de Fernández, quien no puede buscar un tercer periodo consecutivo en octubre pero podría intentar volver a la presidencia de la nación dentro de cuatro años.

Además de la postulación del actual ministro de Economía al Congreso, las listas del oficialismo llevarán otros nombres muy cercanos de la presidenta, lo que le permitiría mantener su influencia política en los próximos años.

Uno de ellos es el hijo de Fernández, Máximo Kirchner. El líder de la agrupación juvenil oficialista “La Cámpora” encabezará la lista de candidatos a diputados del oficialismo para representar a la provincia sureña de Santa Cruz en el Congreso.

Y el candidato presidencial del oficialismo, Daniel Scioli -que integra el partido de Fernández pero tiene una postura más pro mercado-, llevará como postulante a la vicepresidencia al actual Secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, mano derecha de la mandataria.

“La nominación de Zannini acompañada por las boletas legislativas con nombres de la línea dura ‘cristinista’ afectará las percepciones de los inversores sobre un cambio de políticas”, dijo Ignacio Labaqui, analista de Medley Global Advisors.

“La capacidad de Scioli para marcar una clara ruptura con Cristina podría verse afectada negativamente por la influencia de ella después del final de su mandato presidencial,” dijo Labaqui.

Un Congreso leal a Fernández podría socavar también los esfuerzos de su sucesor por dejar atrás el default de la deuda soberana argentina producido en 2002.

El país libra desde hace años una batalla legal con un pequeño grupo de bonistas que rechazaron una amplia quita ofrecida por Argentina en reestructuraciones de deuda en 2005 y 2010 y obtuvieron fallos favorables por parte de la justicia estadounidense. (Traducido por Walter Bianchi; editado en español por Hernán García)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below