28 de mayo de 2015 / 0:07 / en 2 años

ACTUALIZA 1-FÚTBOL-Hinchas latinoamericanos aplauden sorpresiva operación contra corrupción en la FIFA

(Añade declaraciones de presidente de Bolivia)

Por Caio Saad y Pedro Fonseca

RÍO DE JANEIRO, 27 mayo (Reuters) - Los hinchas en América Latina, donde el fútbol es como una religión, aplaudieron el miércoles una masiva operación internacional contra destacados dirigentes de la FIFA, diciendo que ya era hora de que alguien les echara el guante.

Los nombres de los involucrados siempre han estado rodeados de polémica y sospechas en sus países, hechos inherentes a los poderosos cargos que han ocupado.

“¡Esto tendría que haber pasado hace mucho!”, dijo Wilson Suares, un vendedor de periódicos de 66 años en Río de Janeiro, la ciudad que para muchos es el “hogar” espiritual del fútbol y donde se disputó la final del Mundial 2014 que ganó Alemania.

“Todos ellos están ahí para robar”, agregó, en declaraciones similares a las expresadas en otras partes y en mensajes en Twitter de toda la región.

La policía suiza arrestó el miércoles a siete de los ejecutivos más poderosos del fútbol mundial, entre ellos cinco dirigentes latinoamericanos, y podrían enfrentar un proceso de extradición hacia Estados Unidos.

Funcionarios estadounidenses dijeron que la investigación expuso un complejo esquema de lavado de dinero, millones de dólares en impuestos no contabilizados y decenas de millones de dólares en cuentas en el extranjero a nombre de dirigentes de la FIFA.

Los arrestados son: Jeffrey Webb, vicepresidente de la FIFA y presidente de la CONCACAF; Eduardo Li, que dirige la asociación de Costa Rica; Julio Rocha, ex presidente del fútbol de Nicaragua; Eugenio Figueredo, otro vicepresidente de la FIFA y ex jefe de la Confederación Sudamericana

También fueron detenidos Rafael Esquivel, presidente del fútbol venezolano; José María Marín, quien encabezó la Confederación Brasileña; y Costas Takkas, otro funcionario de CONCACAF.

Los siete fueron detenidos en las primeras horas de la mañana en un hotel en Suiza, en el que las habitaciones cuestan hasta 4.000 dólares la noche, antes del congreso de la FIFA donde su presidente Joseph Blatter busca la reelección.

“Desafortunadamente no fue nuestra policía la que los atrapó, pero alguien tenía que atraparlos. Los ladrones tienen que ir a la cárcel”, dijo el ex astro brasileño Romario, quien formó parte de la selección que ganó el Mundial de 1994 y ahora es senador.

“Espero que esto tenga efectos positivos y que estos hechos nos permitan en América del Sur y Brasil limpiar definitivamente nuestro fútbol”, añadió, elogiando a las autoridades de Estados Unidos y Suiza.

La noticia provocó incluso una reacción del presidente de Bolivia, Evo Morales, quien aprovechó para sumar críticas a los dirigentes locales de fútbol.

“Algunos dirigentes no conocen ni la pelota y de jugar al fútbol, menos. Tanto en Bolivia como en la FIFA los dirigentes deben ser cambiados”, dijo el mandatario el miércoles a la Agencia Boliviana de Información.

“Ni en Bolivia ni en la FIFA se manejan los recursos con transparencia”, añadió.

¿COPA AMÉRICA AFECTADA?

Otros dos ejecutivos del fútbol -el paraguayo Nicolás Leoz, quien fue presidente de la CONMEBOL; y Jack Warner, un ex vicepresidente de la FIFA y jefe de la CONCACAF originario de Trinidad y Tobago- también fueron nombrados en la acusación estadounidense, junto a cuatro ejecutivos de márketing.

Los cargos estadounidenses van desde crimen organizado y soborno a fraude electrónico y lavado de dinero.

Muchos hinchas y hasta jugadores de América Latina y el Caribe creen que los dirigentes de fútbol con frecuencia se enriquecen a expensas de las bases del deporte.

“Tenemos una FIFA con millones de dólares y hay jugadores en Uruguay, en Costa Rica, donde me dicen que no ganan más de 150 dólares (por mes)”, dijo el ex astro argentino Diego Maradona a una radio local.

Maradona destacó que estaba “disfrutando” con el arresto de los principales dirigentes del fútbol mundial.

Las noticias desde Suiza llegan en un mal momento para las federaciones latinoamericanas: su principal torneo, la Copa América, comienza en Chile el 11 de junio.

No hubo ninguna insinuación de que el evento sería cancelado, pero muchas federaciones se llamaron a silencio el miércoles mientras digerían los acontecimientos.

Sin embargo, la federación brasileña, la CBF, cuya nueva sede fue inaugurada el año pasado con el nombre de Marín, dijo que “apoyaría completamente” cualquier investigación.

“No va a afectar lo que pase dentro de la cancha, los jugadores no tienen nada que ver, pero la imagen de la Copa América quedará muy dañada, habrá ruido innecesario”, dijo Harold Mayne-Nicholls, ex presidente del fútbol chileno, ex funcionario FIFA y crítico de Blatter, a una radio local.

En tanto, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, dijo que las investigaciones ayudarían a hacer al fútbol local más profesional, y Costa Rica anunció su propia pesquisa.

Algunos hinchas pidieron acciones contra Blatter.

“Se tiene que ir, necesita una tarjeta roja”, dijo Juan Escobedo Martínez, de 75 años, un vendedor de tacos en Ciudad de México.

La mayoría de los arrestados o nombrados en las acusaciones del miércoles son figuras de alto perfil en sus países.

Marín, recordado en Brasil por guardarse en un bolsillo una medalla de un adolescente ganador en la Copa Juvenil de Sao Paulo en 2012, advirtió el año pasado que el desempeño de Brasil en el Mundial los llevaría al “cielo o el infierno”.

Su previsión se cumplió, con lo último, luego de que Brasil cayera humillada 7-1 ante Alemania en semifinales.

El costarricense Li, un empresario de origen chino, era visto como el arquitecto de la excelente campaña de la selección del país centroamericano en la Copa del Mundo de Brasil y el diario La Nación lo nombró como la persona del año en el 2014.

En tanto, el venezolano Esquivel es apodado “Whisky-vel” por sus detractores que lo acusan de preferir la corrupción y un estilo de vida a lo grande en vez de dirigir al fútbol local de manera profesional.

Esquivel ha negado las acusaciones.

“Siempre me pregunté cuándo llegaría este día”, dijo el abogado argentino Carlos Maslatón, de 56 años. “Es sorprendente que la FIFA se haya mantenido al margen de los controles a los que los Gobiernos sometieron en los últimos 20 años a sus habitantes. Hoy en Argentina hay mucha gente temblando”, agregó. (Reporte adicional de Diego Oré en Caracas, Enrique Andrés Pretel en San José, Iván Castro en Managua, Sofía Menchú en Ciudad de Guatemala, Rosalba O‘Brien en Santiago, Andrew Downie en Sao Paulo, Luis Ampuero y Maximilian Heath en Buenos Aires, Anthony Boadle en Brasilia, Max de Haldevang y Carlos Carrillo en Ciudad de México y Daniel Ramos en La Paz. Escrito por Andrew Cawthorne, Editado en español por Patricia Avila)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below