Argentina restringirá cobro de regalías por reproducción de semillas de Monsanto

martes 19 de mayo de 2015 16:37 ART
 

Por Maximiliano Rizzi

BUENOS AIRES, 19 mayo (Reuters) - Argentina dijo el martes que la mayoría de los agricultores locales no pagarán regalías por granos producidos con semillas transgénicas obtenidas de su propia cosecha, lo que pondrá fin a una práctica que impulsó el gigante Monsanto y que provocó una disputa por los derechos de propiedad en el sector.

No obstante, una fuente del Ministerio de Agricultura dijo que un grupo reducido de agricultores de mayor escala del país -que es el tercer exportador mundial de soja- deberán pagar regalías, según una norma que será publicada en los próximos días y que cuenta con el aval de Monsanto.

En abril, las firmas agroexportadoras comenzaron a revisar cargamentos de soja argentina -el principal cultivo del país- en los acopios y terminales portuarias para identificar granos de la tecnología Intacta de Monsanto que no fueron pagadas y cobrar el canon por el uso de esa semilla.

Los productores del país sudamericano rechazaron la práctica a la que calificaron de ilegal, argumentando que ningún actor de la cadena comercial de la oleaginosa tiene derecho a tomar muestras de granos ni a retener mercadería de forma compulsiva.

"El gobierno nacional emitirá un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que fijará que todos los pagos por derecho de propiedad deben realizarse en (el momento de la compra de) la semilla", dijo el Ministerio de Agricultura en un comunicado.

En Argentina, una ley ya permite la reproducción de semillas para uso propio de manera gratuita.

Sin embargo, los contratos firmados en el momento de comprar la simiente de Monsanto establecen que si los chacareros reproducen esas semillas deben pagar regalías nuevamente por el uso de la tecnología, en base a las hectáreas sembradas o la cosecha obtenida.

La fuente ministerial, que participó de las negociaciones, dijo que la nueva norma fue consensuada con Monsanto, que aceptó el sistema a cambio de que el Gobierno refuerce la fiscalización para evitar la venta ilegal de semillas Intacta.

Según las entidades del sector, las inspecciones de cargamentos desde abril afectaron principalmente a los agricultores del norte de la nación, donde los productores comenzaron a usar semillas reproducidas en base a soja con tecnología Intacta adquirida el año pasado.

Argentina es también el principal exportador mundial de aceite y harina derivados de la soja. (Editado por Javier López de Lérida/Nicolás Misculin)