Petroleras en Argentina preocupadas por incremento de conflictos laborales en sector

martes 19 de mayo de 2015 12:48 ART
 

BUENOS AIRES, 19 mayo (Reuters) - Firmas petroleras privadas en Argentina expresaron su preocupación por el incremento de los conflictos laborales que aseguraron reduce la productividad del sector, en momentos en que el país austral busca millonarias inversiones para aliviar su déficit energético.

Importantes ejecutivos de empresas como Shell y Pluspetrol sostuvieron que la industria está siendo golpeada por las pérdidas de horas de trabajo debido a las huelgas y por el abultado número de operarios por pozo, superior al de otros países.

En una jornada sobre hidrocarburos no convencionales realizada en Buenos Aires, Maximiliano Hardie, gerente de operaciones de Shell, dijo que "hay desafíos en operaciones que para nosotros son preocupantes, tenemos un seguimiento muy riguroso de lo que es el tiempo no productivo".

"En los últimos años nos ha impactado en 10 millones de dólares, que es con lo que se podría hacer un pozo (...) Entre 2013 y 2014 los tiempos no productivos por paros de sindicato y paros de la actividad han aumentado", agregó en el evento la tarde del lunes.

Por su parte, Javier Iguacel, de la petrolera Pluspetrol afirmó que para "sobrevivir" en esta industria lo que hace falta es perforar. "Y para eso es necesario cambiar la forma en que se está trabajando, hay que trabajar los 365 días del año las 24 horas", aseguró.

Argentina busca atraer millonarias inversiones extranjeras al sector para poder desarrollar Vaca Muerta, una formación en la provincia patagónica de Neuquén que podría albergar una de las mayores reservas de hidrocarburos no convencionales del planeta.

El país confía en el desarrollo de ese tipo de combustibles para recuperar su autosuficiencia energética y reducir su dependencia de las importaciones, que ocasionan pérdidas de sus reservas del banco central.

Un dirigente sindical negó a Reuters que haya aumentado la conflictividad en los últimos años, aunque destacó que la caída de los precios internacionales del petróleo aumentó la tensión entre las empresas y los gremios.

"Acá hay más trabajadores pero las empresas tienen más ganancias que en otros lugares y eso hay que ponerlo en la balanza", dijo Alberto Roberti, secretario general de la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles.   Continuación...