Argentina reduce retroactivamente a 5 pct impuesto a exportación biodiésel en marzo

miércoles 6 de mayo de 2015 21:08 ART
 

Por Maximiliano Rizzi

BUENOS AIRES, 6 may (Reuters) - El Gobierno argentino recortó el miércoles al 5 por ciento el impuesto a las exportaciones de biodiésel realizadas en marzo, por debajo del 8,9 por ciento de febrero, en momentos en que el sector está golpeado por la caída de los precios del gasoil y por trabas comerciales de la Unión Europea (UE).

El país austral es un proveedor mundial líder de biodiésel, elaborado en base a aceite de soja, del cual Argentina es el principal exportador a nivel global.

El Gobierno de la presidenta Cristina Fernández debe publicar mensualmente y por adelantado las variaciones en el impuesto a las ventas externas del biocombustible, pero la alícuota estaba desactualizada desde febrero.

"Es muy positiva esta reducción de la alícuota en un momento en que la industria exportadora de biodiésel opera en niveles mínimos", dijo a Reuters Claudio Molina, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno (AABH).

No obstante, la baja del impuesto fue fijada para marzo, por lo que la industria no tiene claro si ese nivel reducido se mantendrá en abril y los meses siguientes.

"Al modificarse de manera retroactiva las alícuotas de retenciones, es muy difícil cerrar negocios, porque los exportadores se enteran de cuánto tienen que tributar bastante tiempo después de haber inscripto el permiso de embarque", añadió.

Además de la caída de los precios internacionales del gasoil -con el que el biocombustible compite-, el sector está afectado por los altos aranceles de importación que impuso en 2013 la Unión Europea, hasta entonces su principal cliente. Argentina ha protestado por esas medidas antidumping ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), que deberá expedirse al respecto.

Por ley, el diésel comercializado en Argentina debe incluir un 10 por ciento de biodiésel.

El país sudamericano es el tercer exportador mundial de soja y los agricultores locales están en plena recolección de una cosecha récord que alcanzaría los 60 millones de toneladas, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. (Editado por Ricardo Figueroa)