Massa, el candidato a presidente de Argentina que busca recuperar terreno perdido

lunes 11 de mayo de 2015 10:14 ART
 

Por Nicolás Misculin y Sarah Marsh

TIGRE, Argentina, 11 mayo (Reuters) - Como una estrella de rock, el diputado Sergio Massa atravesó una larga pasarela hacia el escenario montado en un popular estadio de Buenos Aires, envuelto en música, espectaculares juegos de luces y la resonante ovación de una multitud.

Después de haber retrocedido este año en las encuestas para los comicios presidenciales de octubre en Argentina, el candidato de 43 años del peronismo opositor apostó a un acto multitudinario el 1 de mayo para relanzar su campaña.

Pero está en una posición difícil: sus dos principales rivales, con los que peleaba cabeza a cabeza cuatro meses atrás, han decidido borrarlo de la disputa verbal escogiéndose mutuamente como los contrincantes a vencer.

Daniel Scioli, un peronista que gobierna la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país, se considera a sí mismo heredero del Gobierno de centroizquierda de Cristina Fernández. Y el alcalde de centroderecha de Buenos Aires, Mauricio Macri, dice que es el único rival real del peronismo.

A medio camino de los modelos que sus rivales representan, el equipo de Massa cree haber hallado un resquicio con el eslogan "El cambio justo", que busca seducir a votantes cansados del estilo frontal de Fernández y las regulaciones a la economía pero que no quieren resignar los logros sociales del Gobierno.

"Ni vamos a volver al ajuste (de la economía), ni vamos a seguir como estamos", dijo Massa ante miles de seguidores, a los que ha prometido mantener los programas de asistencia social pero también levantar controles de cambios, recortar impuestos a las exportaciones de granos y bajar el déficit fiscal para domar la alta inflación que carcome los bolsillos de los argentinos.

Hijo de un empresario de la construcción italiano, Massa comenzó a militar en partidos de centroderecha en su juventud mientras estudiaba abogacía para después pasar a las filas del peronismo. Poco a poco fue escalando hasta convertirse en el 2008 en el jefe de Gabinete de la presidenta Fernández.

Pero Massa se alejó del Gobierno en el 2009 y ahora acusa de corrupción a la gestión de la mandataria, que no puede presentarse a otra reelección pero sigue siendo muy popular.   Continuación...