Agricultores de Argentina comienzan huelga que puede iniciar batalla contra el Gobierno

miércoles 11 de marzo de 2015 11:52 ART
 

BUENOS AIRES, 11 mar (Reuters) - Productores agropecuarios de Argentina iniciaron el miércoles una huelga comercial de tres días en protesta contra las amplias regulaciones oficiales para el sector, una medida que podría marcar el comienzo de un fuerte enfrentamiento con el Gobierno.

Los agricultores dejarán de vender sus productos hasta la medianoche del viernes y, si bien el envío de granos a los distintos puertos disminuirá en los próximos días, expertos dicen que no afectará a los embarques ya que las empresas exportadoras cuentan con reservas suficientes en sus terminales.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, el tercero del poroto de la oleaginosa y el cuarto de maíz, pero la recolección del ciclo 2014/15 de los dos granos acaba de iniciarse y el pico de la cosecha se produce cerca del mes de mayo.

"El cese de comercialización ha sido contundente en toda la Argentina y el motivo de esta acción de fuerza es justamente criticar las políticas que ha llevado adelante el Gobierno nacional en los últimos 12 años y poner en evidencia que no han dado resultado", dijo a Reuters Luis Etchevehere, jefe de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

El miércoles llegaron a la plaza de hacienda de Liniers solamente 950 animales, frente a los 11.082 del mismo día de la semana pasada, mientras que se espera que el ingreso de camiones a los puertos disminuya en los próximos días.

La comercialización de granos fue normal el martes, por lo que hasta la mañana del miércoles fueron muchos los camiones que ingresaron a las distintas terminales portuarias del área de Rosario, donde se concentran las industrias procesadoras de granos.

En los campos argentinos se realiza la recolección de los primeros lotes de las cosechas de soja y maíz, que el Gobierno estimó en 58 millones y 30 millones de toneladas, respectivamente.

La medida, organizada por SRA, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), se produce siete meses antes de las elecciones presidenciales.

A diferencia de huelgas previas, la Federación Agropecuaria Argentina (FAA), que hace meses dialoga de forma fluida con el Gobierno, no se adhirió a la medida.   Continuación...