Uruguay pide apertura del Mercosur para mejorar inserción comercial, critica el proteccionismo

lunes 2 de marzo de 2015 15:27 ART
 

MONTEVIDEO, 2 mar (Reuters) - El bloque aduanero Mercosur debe "sincerarse" para lograr la integración no sólo regional sino con el mundo, dijo el lunes el nuevo canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, para quien son "inadmisibles" las medidas proteccionistas aplicadas por algunos de sus socios.

El ministro, encargado de la política exterior del recién estrenado presidente Tabaré Vázquez y quien se desempeñó como vicepresidente en su primer Gobierno -2005-2010-, reclamó un funcionamiento efectivo del bloque donde su país participa junto con Argentina, Brasil, Paraguay y Venezuela.

"Somos integracionistas desde siempre y desde esa misma convicción queremos un Mercosur que se sincere, que deje atrás la retórica vacía, que apueste a las concreciones y no a los discursos que luego no se cumplen", dijo en su mensaje al presentar al nuevo equipo diplomático.

"Resulta necesario promover la facilitación de acuerdos regionales en serio, con proyecciones abarcativas. El mundo va para ese lado y no podemos quedar afuera de los flujos comerciales", agregó para luego destacar que la estrategia no sólo apuntará a los países con quien Uruguay tiene afinidad política.

El Mercosur, que impide la firma de acuerdos comerciales bilaterales de sus socios con terceras naciones, tiene demoradas las negociaciones con la Unión Europea para un tratado entre ambos bloques.

"Queremos un Mercosur que se plantee objetivos y acuerdos viables, que si es necesario ajuste sus objetivos a las necesidades actuales, que tenga una agenda externa activa que rompa con el encierro", agregó.

El funcionario también rechazó las trabas comerciales entre socios del bloque. Uruguay se ha visto afectado en los últimos años por las medidas proteccionistas aplicadas por Brasil y especialmente por Argentina ante el enfriamiento de sus economías y para favorecer a la industria local.

"Si las prácticas proteccionistas las hemos rechazado cuando las practican los países poderosos, resultan aún más inadmisibles cuando las sufrimos en el vínculo entre países hermanados por la historia", finalizó.

(Reporte de Malena Castaldi; Editado por Silene Ramírez)