PERFIL-Tabaré Vázquez vuelve a la presidencia de Uruguay con impronta ejecutiva

domingo 1 de marzo de 2015 10:27 ART
 

Por Esteban Farat

MONTEVIDEO, 1 mar (Reuters) - Tabaré Vázquez llega por segunda vez a la presidencia de Uruguay comprometido a dar continuidad a las líneas sociales y económicas izquierdistas con su propio sello y perfil, más ejecutivo y protocolar que su popular y procaz antecesor José Mujica.

Luego de asegurar la continuidad de la izquierda con un triunfo sobre su rival conservador en las elecciones de noviembre, Vázquez, a sus 75 años sucede al ex guerrillero de 79 años que amplió la agenda progresista con la aprobación del aborto, el matrimonio gay y la legalización de la marihuana.

Sus desafíos se concentran en mejorar la educación, la infraestructura, la salud y la inseguridad, así como cuidar que la economía siga manteniendo un ritmo de crecimiento que ha promediado un 6 por ciento en la última década desmarcándola de los tiempos de desaceleración en la región.

Este padre de cuatro hijos, nacido en un barrio obrero de Montevideo, se involucró en la política a los 40 años y hoy es la figura que logra consenso en una coalición de izquierda donde conviven posiciones extremas.

Tranquilo y de trato afable, su estilo contrasta con el del agudo presidente Mujica, a quien le entregó la banda presidencial en el 2010 y quien se la devolvió el domingo.

Hace algunos años reconoció que de niño nunca se planteó dedicarse a la política y que siempre quiso ser médico oncólogo, una meta que se fijó y logró años después con la muerte de sus padres y su hermana por cáncer.

No obstante, la dictadura de 1973 a 1985 lo marcó y comenzó a trabajar con los socialistas en la clandestinidad.

"Hay valores y principios que en estos tiempos del mundo deseo reivindicar, asumir y llevar a la práctica: libertad, igualdad, justicia, democracia, autodeterminación de los pueblos, ilustración, fraternidad, solidaridad, integración, respeto y tolerancia hacia los otros".   Continuación...