Gobierno argentino denuncia por contrabando a ex espía implicado en caso Nisman

martes 24 de febrero de 2015 14:40 ART
 

BUENOS AIRES, 24 feb (Reuters) - El Gobierno de Argentina denunció el martes por contrabando a un ex espía, al que había culpado de influir sobre el fallecido fiscal Alberto Nisman para que presentara una grave acusación contra la presidenta Cristina Fernández.

La denuncia por contrabando y evasión tributaria contra el ex agente Antonio Stiuso, desplazado en una reciente purga, fue presentada por el nuevo jefe de la Secretaría de Inteligencia.

"¿Qué es lo que comprobamos?", dijo en una conferencia de prensa el secretario Oscar Parrilli. "Una cuantiosa maniobra de contrabando perpetrada desde la Secretaría de Inteligencia (SI) por un sector de los funcionarios".

Stiuso colaboraba en la investigación sobre un atentado con el fiscal Nisman, que fue hallado muerto el mes pasado con un disparo en la cabeza junto a un arma en su departamento, días después de haber acusado a la presidenta de buscar encubrir a los acusados iraníes del ataque contra la mutual judía AMIA que dejó 85 muertos en Buenos Aires hace dos décadas.

El Gobierno ha vinculado a Stiuso con la muerte del fiscal -que conmovió al país y sacudió a la dirigencia política- y ha dicho que dio información falsa a Nisman para que presentara su denuncia, con el fin de echar por tierra con un acuerdo entre Argentina e Irán para investigar el ataque que hubiera obligado a compartir los hallazgos de las pesquisas y de la inteligencia.

Ahora Parrilli dijo que Stiuso y otros dos agentes estuvieron involucrados en una maniobra que entre 2013 y 2014 permitió ingresar al país 94 toneladas de cargamentos sin ser sometidos a inspecciones ni impuestos bajo el amparo de una ley que permite importaciones con carácter secreto para la agencia de espionaje.

El funcionario dijo que, dado que no hubo inspecciones, se desconoce el contenido de los cargamentos. Pero el delito de contrabando agravado conlleva una pena de cuatro a diez años de prisión, según las autoridades. (Reporte de Maximiliano Rizzi, editado por Nicolás Misculín y Pablo Garibian)