Jueza que investiga muerte de fiscal argentino Nisman revela hallazgo de perfil genético distinto en su casa

martes 10 de febrero de 2015 11:01 ART
 

BUENOS AIRES, 10 feb (Reuters) - La jueza argentina que investiga la muerte del fiscal que denunció a la presidenta Cristina Fernández por encubrimiento de un atentado terrorista dijo que expertos forenses encontraron en su residencia un perfil genético distinto al del fallecido y solicitó un cotejo de muestras.

El fiscal Alberto Nisman fue hallado muerto el 18 de enero en el baño de su departamento de Buenos Aires con un disparo en la cabeza y un arma a su lado, cuatro días después de haber denunciado un supuesto complot del Gobierno para encubrir a los acusados de un trágico ataque antisemita que él investigaba desde hacía una década.

La jueza Fabiana Palmaghini ordenó pericias para determinar a quién pertenece el ADN encontrado en el domicilio del fiscal, sin especificar el lugar exacto donde se halló la muestra.

"En esa misma finca se obtuvo una muestra (...) correspondiente a un perfil genético distinto al del referido Nisman, ignorándose aún a quién pertenece", dijo la jueza en una resolución publicada el martes en la página de Internet del Centro de Información Judicial.

La jueza dijo que se citará a las personas que pudieron haber visitado el domicilio de Nisman para que se presenten "ante el Cuerpo Médico Forense para que se obtenga a su respecto una muestra de su perfil genético".

El arma que apareció junto al cuerpo del fiscal pertenece a Diego Lagomarsino, un colaborador de Nisman que afirmó que el fiscal le pidió prestada el arma y que se la entregó en su domicilio el 17 de enero.

"(Lagomarsino) se encuentra imputado por facilitar el arma Bersa calibre 22 hallada en el departamento de Alberto Nisman", dijo en un comunicado Viviana Fein, la fiscal del caso.

En la acusación que presentó ante la Justicia el 14 de enero, Nisman dijo que Argentina pretendía encubrir a los sospechosos iraníes de planificar el atentado a la mutual judía AMIA en 1994, que dejó 85 muertos. El objetivo del supuesto encubrimiento -que el Gobierno negó- habría sido aumentar el comercio bilateral con Irán.

El Gobierno manifestó que sospecha que la denuncia de Nisman fue impulsada por agentes desplazados del servicio de inteligencia, que también podrían haber estado implicados en su muerte.   Continuación...