22 de enero de 2015 / 13:48 / en 3 años

ACTUALIZA 4-Presidenta argentina duda que fiscal que la denunció se haya suicidado

(Actualiza con cita y detalles)

Por Walter Bianchi

BUENOS AIRES, 22 ene (Reuters) - La presidenta argentina Cristina Fernández dijo el jueves que dudaba que fuera un suicidio la muerte de un fiscal que la acusaba de encubrir a los autores de un atentado antisemita de hace dos décadas.

A través de sus cuentas en las redes sociales, la mandataria sostuvo que las acusaciones no tienen sustento y que el fiscal habría sido usado para golpear al Gobierno.

Alberto Nisman, que estaba a cargo de la fiscalía que investiga el atentado de 1994 contra la mutual judía AMIA, fue hallado el domingo en su departamento con un disparo en la sien. La muerte conmocionó a los argentinos y aún no ha sido aclarada, pero los investigadores creen que pudo haber sido un suicidio.

“Los espías que no eran espías. Los interrogantes que se convierten en certeza. El suicidio (que estoy convencida) no fue suicidio”, dijo Fernández en un texto publicado en su página de Facebook. “La acusación de Nisman no sólo se derrumba, sino que constituye un verdadero escándalo político y jurídico”.

Algunos funcionarios sugirieron que podría tratarse de un suicidio instigado. Pero la fiscal a cargo del caso, Viviana Fein, ha dicho que no descarta ninguna hipótesis y que la carátula del caso sigue siendo “muerte dudosa”.

La investigación reveló que Nisman murió por un disparo de una pistola que le habría prestado un colaborador de su fiscalía, Diego Lagomarsino. Pero en los primeros peritajes no se halló pólvora en la mano de Nisman, por lo que hasta ahora no se pudo confirmar la hipótesis del suicidio.

Nisman debía presentar el lunes ante diputados los detalles de su denuncia y supuestas pruebas contra la presidenta y el canciller argentino, Héctor Timerman.

El fiscal, de 51 años, acusaba al Gobierno de haber acordado con Irán el encubrimiento de ciudadanos de ese país acusados por el atentado contra la AMIA, que dejó 85 muertos en Buenos Aires.

“Lo usaron vivo y después lo necesitaban muerto. Así de triste y terrible”, dijo Fernández en el texto, publicado también en su sitio web (www.cfkargentina.com/amia-y-la-denuncia-del-fiscal-nisman/).

La presidenta instó a investigar “lo más rápidamente posible” la actuación de la decena de agentes de policía que estaban asignados como custodia personal de Nisman.

“Ella es libre de pensar, como cualquier ciudadano”, dijo la fiscal Fein en declaraciones a la televisión. “Yo me atengo a mi investigación, a lo que voy a lograr y descubrir junto a la jueza que me acompaña”.

Una fuente cercana a la investigación que estuvo en el lugar del hecho dijo a Reuters que la escena daba la apariencia de ser un suicidio.

“Había tanta sangre en el baño que llegaba hasta el vestidor. Es muy difícil que alguien haya salido del baño sin dejar marcas. Y si fue un suicidio inducido va a ser muy difícil de probar”, señaló la fuente.

Aún continuaban los peritajes para esclarecer los pormenores de la muerte.

ACUSAN A AGENTE DE INTELIGENCIA

El Gobierno cree que la denuncia de Nisman fue impulsada por agentes desplazados de servicios de inteligencia, que también podrían haber estado implicados en su muerte.

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández dijo el miércoles que el ex agente Antonio Stiusso, despedido en una reciente reestructuración de la agencia de inteligencia y que trataba cotidianamente con Nisman, le dio información falsa al fiscal para que elaborara su acusación contra el Gobierno.

“Stiusso fue el que le vendió (a Nisman), entre comillas, esta relación que no existió nunca”, dijo el funcionario, negando que dos supuestos agentes involucrados en la denuncia tuvieran relación con la Secretaría de Inteligencia, como afirmó el fiscal para sostener el argumento que lleva a la presidenta.

La denuncia de Nisman fue publicada el martes por la justicia argentina a través del Centro de Información Judicial (www.cij.gov.ar).

El caso sacudió a la sociedad argentina, que mayormente no cree que se haya tratado de un simple suicidio, y también a toda la dirigencia política, que se ha lanzado acusaciones cruzadas de cara a las elecciones presidenciales de octubre.

Siete de cada 10 argentinos cree que Nisman fue asesinado, de acuerdo con un sondeo de la consultora Ipsos.

“Me dijo que temía que lo mataran”, dijo a un canal de televisión Marta Nercellas, abogada que representó a la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) durante el único juicio que hubo por el atentado a la AMIA.

“Yo no puedo creer que él se haya suicidado”, acotó. (Reportes adicionales de Eliana Raszewski, Maximiliano Rizzi y Nicolás Misculin; Editado por Javier López de Lérida y Pablo Garibian)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below