18 de enero de 2015 / 16:33 / en 3 años

ACTUALIZA 1-Argentina descarta grandes cambios en límites al acceso a divisas en el corto plazo: jefe Banco Central

* Vanoli dice inflación local no responde a amplia emisión monetaria

* Confirma Rusia estudia intercambio de monedas con Argentina

* Prevé estancada economía argentina crecerá 2-3 pct en 2015 (Añade citas de otra entrevista a Alejandro Vanoli)

BUENOS AIRES, 18 ene (Reuters) - El Gobierno de Argentina no flexibilizará en el corto plazo sus rígidas restricciones para acceder a divisas extranjeras en el mercado cambiario, dijo el jefe del Banco Central en una entrevista publicada el domingo por un periódico local.

La autoridad monetaria aplica desde el 2011 severas restricciones a las compras de divisas para evitar fugas de capitales, proteger las reservas internacionales del país y controlar la cotización de la moneda doméstica, lo que dificulta el acceso a dólares por parte de la mayoría de los argentinos.

“Los cambios en las normas cambiarias van a depender de la evaluación que se haga en cada momento de distintas circunstancias, no sólo del volumen de reservas”, dijo Alejandro Vanoli en una entrevista publicada en el matutino oficialista Página/12.

“Ahora es necesario fortalecer esta calma cambiaria, por lo tanto descarto medidas espectaculares en el corto plazo. En el largo plazo, se verá”, añadió el jefe del banco central.

En diciembre, el funcionario había dicho que su idea era normalizar gradualmente el mercado de cambios de la tercera economía de América Latina.

Las autoridades argentinas toleran la existencia de una plaza cambiaria paralela a la que recurren ahorristas y empresas para hacerse de moneda extranjera.

La brecha entre la cotización oficial del dólar y la marginal es de más del 50 por ciento. Unos meses atrás, la diferencia entre ambas cotizaciones se amplió a más del 70 por ciento.

“Técnicamente, se podrían eliminar las restricciones en el corto plazo, pero el tema es buscar mecanismos de administración de la cuenta capital que no sean tan procíclicos, lo que supone alguna restricción a los movimientos de capitales”, señaló Vanoli, que asumió la presidencia del Banco Central en octubre.

El Gobierno de la presidenta Cristina Fernández busca proteger sus reservas internacionales, que utiliza para realizar pagos de deuda soberana e intervenir en el mercado local para evitar cambios bruscos en el tipo de cambio.

Las reservas del Banco Central, que fueron muy golpeadas a principios del año pasado y luego se recuperaron en parte gracias a un swap de monedas con China, se ubican actualmente en 31.307 millones de dólares.

En otra entrevista publicada el domingo en el matutino oficialista Tiempo Argentino, Vanoli dijo que Rusia está estudiando la posibilidad de un swap de monedas con Argentina.

“Planteamos al banco central de Rusia la posibilidad de un intercambio de monedas y ellos lo están estudiando, de hecho existe una comisión técnica de los dos países trabajando. Pero están esperando que la situación que derivó a partir de la caída del petróleo y la situación de corte geopolítico decante, para tomar una decisión”, afirmó.

Argentina enfrenta una difícil situación financiera por el reciente estancamiento en su economía y con el acceso al crédito internacional prácticamente vedado desde su masiva cesación de pagos del 2002.

CRECIMIENTO E INFLACIÓN

A su vez, en línea con lo esperado por el Gobierno, el funcionario pronosticó para 2015 una expansión de la actividad económica y una merma en el altísimo nivel de inflación que afecta al país.

“Prevemos un mayor crecimiento de la economía con un rango de entre el 2 y el 3 por ciento para 2015. Y vemos una clara desaceleración (de los aumentos) de precios con respecto al 2014, que estuvieron muy teñidos por el impacto de la devaluación de enero (del 2014)”, dijo Vanoli a Tiempo Argentino.

En el proyecto de presupuesto para 2015, aprobado a fines del año pasado, el Gobierno estimó que este año el Producto Interno Bruto (PIB) se expandiría un 2,8 por ciento y que los precios minoristas aumentarían un 14,5 por ciento.

El presupuesto también contemplaba que la moneda local se devaluaría un 11 por ciento en 2015, mientras que estimó que la economía crecería sólo un 0,5 por ciento en el 2014.

En tanto, en su diálogo con Página/12, Vanoli también se refirió a la elevada inflación del país, que muchos economistas vinculan a una expansión excesiva de la emisión monetaria.

“Tanto durante 2014, como lo que prevemos para 2015, el comportamiento de los agregados monetarios se desaceleró mucho respecto de años anteriores. El crecimiento de la base monetaria fue del 22 por ciento (el año pasado)”, afirmó.

Analistas privados estiman que el incremento de los precios en Argentina -que desde hace años tiene uno de los niveles de inflación más altos del mundo- alcanzó más del 35 por ciento en 2014, mientras que el Gobierno calculó el aumento anual en 23,9 por ciento.

“El abordaje al tema de la inflación de nuestra parte no se centra en reducir la emisión monetaria, sino que tiene que ver con una estrategia que se ha seguido para reducir las expectativas de devaluación y generar, al mismo tiempo, estímulos a la oferta a través de los créditos para inversión productiva”, dijo Vanoli.

El Gobierno argentino responsabiliza en gran parte por el alto nivel de inflación a movimientos especulativos basados en expectativas de devaluación de la moneda local. (Reporte de Maximiliano Rizzi; Editado por Luis Azuaje)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below