Fiscal argentino acusa a presidenta Fernández de encubrimiento en atentado de 1994

miércoles 14 de enero de 2015 16:32 ART
 

BUENOS AIRES, 14 ene (Reuters) - Un fiscal argentino acusó el miércoles a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al ministro de Relaciones Exteriores Héctor Timerman de encubrir a los acusados iraníes del atentado de 1994 contra una sede de una mutual judía en Buenos Aires en el que murieron 85 personas.

El fiscal Alberto Nisman, que investiga el atentado, pidió a un juez federal que se convoque a Fernández y a Timerman, entre otros, a una declaración indagatoria y solicitó un embargo preventivo de bienes por 200 millones de pesos (23,3 millones de dólares).

Según el fiscal, el Gobierno buscó "desincriminar" a los acusados iraníes del atentado con el objetivo de restablecer las relaciones diplomáticas y comerciales entre ambos países.

Argentina, que sufre un déficit energético de unos 7.000 millones de dólares, buscaba comprar petróleo a cambio de granos y armas, señaló el fiscal.

"Mientras el Poder Ejecutivo hablaba de justicia y verdad, en los hechos había acordado impunidad", dijo Nisman en declaraciones a periodistas.

La justicia ha acusado por el atentado a ocho iraníes, entre ellos ex funcionarios, que el Gobierno del país asiático se ha negado a entregar a pesar de que pesa sobre ellos una orden de captura de Interpol.

El Secretario General de la Presidencia, Aníbal Fernández, desestimó las acusaciones y las describió como "ridículas" en declaraciones a un canal de televisión estatal.

Además de a la presidenta Fernández y Timerman, la acusación por ser autores y cómplices de "encubrimiento agravado" incluye al diputado nacional Andrés Larroque, a personal de la Secretaría de Inteligencia, a los dirigentes políticos Luis D'Elia y Fernando Esteche y al ex fiscal Héctor Yrimia.

La pena máxima que les cabe es de seis años de prisión, según la legislación nacional.

La voladura del edificio central de la AMIA, una histórica mutual de servicios sociales para la comunidad judía, en el centro de Buenos Aires conmovió profundamente al país en 1994. Dos años antes otra bomba había destruido la embajada de Israel en la capital de Argentina. (Reporte de Eliana Raszewski; editado por Hernán García)