15 de diciembre de 2014 / 2:18 / hace 3 años

FUTBOL-Diego Milito cumple sueño familiar y es campeón con Racing tras un semestre en Argentina

Por Luis Ampuero

BUENOS AIRES, 14 dic (Reuters) - El veterano delantero Diego Milito cumplió su sueño y el de su hijo al volver al Racing Club argentino y consagrarse campeón, elevando su imagen a la categoría de ídolo indiscutido entre los hinchas a pocos meses de haber vuelto al popular equipo que lo vio nacer tras rechazar millonarias ofertas para terminar su carrera en ligas poco competitivas.

“Volví para esto, es una enorme felicidad y es increíble el cariño que recibo de la gente”, dijo Milito, de 35 años, después de la victoria del domingo 1-0 sobre Godoy Cruz con la que Racing se coronó campeón en su estadio, donde el atacante recibió una estruendosa ovación.

“No lo puedo creer, esto fue la coronación de un sueño que teníamos, esto es especial, esto para mí es único, esto ha sido mérito de todos, realmente lo merecimos”, agregó.

Milito había dejado Racing para su aventura europea hace 13 años, coincidiendo con el último título de la “Academia” cuando rompió 35 años sin campeonatos.

El atacante también cumplió el anhelo de su hijo Leandro, un hincha rabioso de la “Academia” de siete años que se sacó el gusto de ver a su padre consagrarse campeón con el equipo de sus amores. “Él lo vive de una manera muy especial”, dijo Milito semanas antes de la consagración.

Milito jugó en Racing entre 1999 y 2003 antes de ser transferido al Genoa de Italia, donde se desempeñó en dos periodos en la década pasada. En el medio pasó por el Real Zaragoza español, donde se convirtió en ídolo, entre otras cosas porque en un partido le hizo cuatro goles al Real Madrid.

Luego vivió el mejor momento de su carrera en el Inter, donde jugó desde el 2009 hasta este año. Allí consiguió la Serie A, dos ediciones de la Copa Italia, una Supercopa de Italia, la Liga de Campeones y el Mundial de Clubes.

Esas buenas actuaciones le abrieron la puerta de la selección argentina para el Mundial de Sudáfrica, donde Diego Maradona lo dirigió en el camino de la “albiceleste” hasta los cuartos de final.

“Cuando me fui sabía que iba a volver, es un momento único el que estoy viviendo”, destacó el atacante.

Milito asumió un serio compromiso con Racing, convirtiéndose en un referente para los más jóvenes del plantel.

Pese a que cuando Milito se marchó no se fue como ídolo, sus buenas actuaciones en la vuelta construyeron un romance con los hinchas, uno de los cuales le pidió un autógrafo para tatuarse.

“Es una locura, no lo entiendo. Es lo más loco que me pidieron”, dijo Milito días atrás al ser consultado por lo que representa para los seguidores del equipo.

Y eso no es lo único. Un grupo de hinchas quiere erigir una estatua con su figura, tal como lo hizo en el 2001 con el técnico Reinaldo Merlo, quien guió al equipo al que hasta el domingo era su último título.

“Están locos”, dijo Milito al ser consultado por la particular idea.

En este semestre, Milito convirtió seis goles en 17 partidos, el primero el día de su vuelta, y suma 43 en 166 encuentros con la casaca de Racing. (Reporte de Luis Ampuero, editado por Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below