Cultivos de soja de Argentina tienen buen estado, pero algunas zonas registran excesos de humedad: Gobierno

viernes 12 de diciembre de 2014 11:33 ART
 

BUENOS AIRES, 12 dic (Reuters) - Los cultivos de soja que ya fueron implantados en Argentina se encuentran mayormente en condiciones favorables, pero algunas importantes regiones agrícolas necesitan clima seco para revertir excesos de agua en los suelos, dijo el viernes el Ministerio de Agricultura.

Los agricultores del país austral -un exportador mundial clave de granos y derivados- están avanzando en la siembra de soja y maíz de la temporada 2014/15. El Gobierno aún no ha difundido estimaciones oficiales de producción, pero analistas privados pronostican una amplia cosecha de ambos cultivos.

"Los lotes emergidos (de soja y maíz) se encuentran en general en buenas condiciones, aunque en varias zonas la humedad no es óptima", señaló la cartera agrícola en su reporte semanal de granos.

Tras las lluvias que se reportaron en los últimos siete días, el Gobierno dijo que en campos sojeros del sudeste de Buenos Aires -la principal provincia agrícola del país- se registran excesos hídricos, al igual que en parte de Santa Fe y Entre Ríos.

Argentina es el mayor exportador mundial de aceite y harina de soja y el tercero de la oleaginosa sin procesar. La Bolsa de Rosario prevé una cosecha de 55 millones de toneladas para la campaña 14/15.

En el caso del maíz -del cual el país sudamericano es el cuarto proveedor a nivel global- hay regiones que experimentan escasez de humedad en los suelos, en especial en la provincia de Córdoba, que es la segunda mayor provincia agrícola de la nación, dijo el Gobierno.

Según el reporte oficial, actualizado hasta el jueves, los agricultores argentinos ya sembraron el 69 por ciento de los 20,1 millones de hectáreas previstos para la soja y el 59 por ciento de los 5,6 millones estimados para el maíz.

Con respecto al trigo del ciclo 2014/15, el Ministerio de Agricultura dijo que durante la última semana se registraron interrupciones en la cosecha como consecuencia de las lluvias.

Los productores agrícolas de Argentina -un importante exportador del cereal- ya recolectaron el 60 por ciento de los 4,65 millones de hectáreas sembrados con trigo.

Para la temporada actual, el Gobierno espera una cosecha de 12 millones de toneladas del grano. (Reporte de Maximiliano Rizzi; editado por Nicolás Misculin)