Congreso argentino aprueba ley de hidrocarburos que beneficiará a inversiones extranjeras

jueves 30 de octubre de 2014 02:34 ART
 

BUENOS AIRES, 30 oct (Reuters) - La Cámara de Diputados de Argentina aprobó en la madrugada del jueves una nueva ley de hidrocarburos que busca favorecer nuevas inversiones extranjeras y que el Gobierno considera clave para reducir el grave déficit energético que sufre el país.

Tras haber recibido media sanción por parte de los senadores dos semanas atrás, el proyecto ahora obtuvo su aprobación final en el Congreso con 130 votos a favor y 116 en contra. La ley reforma una norma previa, que data de 1967 y que no contempla la explotación de los recursos no convencionales.

Argentina podría albergar una de las mayores reservas del mundo de hidrocarburos atrapados en las rocas y arenas de la formación patagónica de Vaca Muerta. El Gobierno apuesta a su desarrollo para recuperar el autoabastecimiento energético que perdió a partir del 2011 debido a la falta de inversiones.

"El horizonte deseado para la Argentina sólo es posible si hay inversiones", dijo Mario Metaza, diputado oficialista y presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados.

La presidenta Cristina Fernández logró el apoyo de los gobernadores de las 10 provincias productoras de hidrocarburos para promover la norma, que tiene como objetivo atraer capitales extranjeros que gozarán de excepciones a los rigurosos controles de capitales que rigen en el país.

El proyecto estipula que las empresas que inviertan al menos 250 millones de dólares en el sector podrán disponer libremente de las divisas de la exportación de hasta un 20 por ciento de su produccion y no sufrirán restricciones para la importación de bienes de capital.

"Estamos discutiendo de seguridad energética (...), estamos discutiendo cómo se divide la renta extraordinaria y también estamos discutiendo el federalismo (...) Y lamentablemente estamos discutiéndolo de manera acelerada", dijo Martín Lousteau, diputado de la coalición opositora UNEN.

No obstante, el país austral -cuyas políticas intervencionistas son muy cuestionadas por inversores privados- podría enfrentar dificultades para atraer el interés de las petroleras en un contexto de alta inflación y un férreo control cambiario, dos factores que disparan los costos.

A ello se suma que México, un competidor de Argentina mucho más amistoso con los inversores extranjeros, acaba de aprobar una reforma energética para abrir el sector a una mayor participación privada.   Continuación...