29 de octubre de 2014 / 15:53 / hace 3 años

Fenómeno El Niño favorecerá soja en Argentina y Paraguay, pero golpeará a Brasil y Uruguay: expertos

6 MIN. DE LECTURA

Por Maximilian Heath

BUENOS AIRES, 29 oct (Reuters) - La versión debilitada del fenómeno climático El Niño que se espera para la temporada 2014/15 provocará efectos dispares sobre la principal región exportadora de soja del mundo, ya que beneficiará a Argentina y Paraguay pero tendrá un efecto negativo sobre Brasil y Uruguay, dijeron expertos.

El Niño -que es la contracara de La Niña- consiste en una desaceleración de los vientos ecuatoriales (alisios), que provoca un calentamiento del Pacífico del Ecuador y fuertes lluvias en gran parte de Argentina, en Uruguay y en el sur de Brasil, así como sequías en otras partes del mundo.

"Estamos en un momento de calentamiento de las temperaturas superficiales en el Pacífico ecuador central. Pero estas no han logrado que durante tres meses estén con las temperaturas suficientes para que sea bautizado como +-'Niño'. Por eso estamos seguros que va a ser débil", dijo a Reuters Stella Carballo, meteoróloga del estatal Instituto de Clima y Agua de Argentina.

Al esperarse una versión debilitada del fenómeno, las lluvias que caerán sobre Argentina y Paraguay no serían tan intensas en los próximos meses, lo que generaría un nivel de humedad cercano al ideal, sin el riesgo de extensas inundaciones.

Sin embargo, El Niño atenuado representa una mayor amenaza para la producción de Brasil que cuando el fenómeno se manifiesta en toda su magnitud, ya que multiplica los riesgos de enfermedades para la soja.

Uruguay, en tanto, no vería mitigadas las intensas lluvias que provoca el fenómeno, lo que representa una riesgo para los cultivos de la nación sudamericana.

"El estado en el que estamos ahora es 'neutral cálido', o sea, un poco por debajo de El Niño, lo que significa que es un año lluvioso pero más moderado en los volúmenes y en la forma de ocurrir las lluvias en Argentina", dijo Eduardo Sierra, asesor climático de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

De acuerdo con la analista del Instituto de Clima y Agua, todas las semanas están cayendo cerca de 100 milímetros de lluvia en Argentina, pero en regiones distintas, lo que garantiza un buen nivel de humedad en el suelo, aunque no descartó que estas podrían concentrarse prolongadamente en una zona y generar dificultades para los productores.

Según el Ministerio de Agricultura de Argentina, en la campaña 2014/15 se sembrará un récord de 20,3 millones de hectáreas con soja en el país, mientras que los productores ya comenzaron la implantación de los 5,5 millones de hectáreas previstos por el Gobierno para el maíz.

Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés), la producción argentina de soja será de 55 millones de toneladas y la de maíz de 23 millones.

En Paraguay, donde el Gobierno calculó una cosecha récord de soja 2014/15 de 10 millones de toneladas, la cartera de Agricultura prevé condiciones favorables de humedad y agua para la oleaginosa.

"Vamos a tener buena humedad y buenas condiciones de lluvia", dijo Edgar Mayeregger, jefe de la Unidad de Gestión de Riesgos del Ministerio de Agricultura paraguayo.

"Normalmente, en un año de El Niño la producción suele ser bastante normal o por encima de los rendimientos normales de los cultivos, mientras se pueda cosechar", señaló Mayeregger, que agregó que ya se registraban los efectos de un El Niño débil en su país.

Brasil, Argentina y Paraguay son el segundo, tercer y cuarto exportador de soja a nivel mundial, respectivamente, después de Estados Unidos, aunque en conjunto superan ampliamente el volumen exportado por el país norteamericano.

Efectos Adversos

A diferencia de sus vecinos Argentina y Paraguay, El Niño moderado trae mayores dificultades para la producción de soja en Brasil, donde, según la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), se recolectará una cosecha récord de soja de entre 89 y 92 millones de toneladas en el ciclo 2014/2015.

En el centro-oeste de Brasil, la principal región sojera del país, "El Niño débil puede resultar en un mayor riesgo de que se registren días de clima nublado y lluvioso, y temperaturas no tan elevadas, lo que aumenta la posibilidad de proliferación del hongo asiático (roya de la soja)", dijo Celso Oliveira, experto de la brasileña Somar Meteorología.

"En estas condiciones, la planta tampoco realiza fotosíntesis de manera ideal", lo que puede traer problemas en la calidad del grano, señaló Oliveira.

En el gigante de Sudamérica, El Niño fuerte suele tener efectos favorables para la producción, ya que alterna lluvias intensas con períodos de días despejados y temperaturas elevadas que ayudan a evaporar los excesos de agua.

Por otro lado, en Uruguay, las previsiones de un El Niño de características más débiles no evitarían que las precipitaciones sean excesivas, lo que podría provocar anegamientos.

"En Uruguay las lluvias serían bastante superiores a las normales. Va a tener problemas de exceso hídrico", advirtió Sierra.

De acuerdo con el grupo de productores Fucrea, la cosecha uruguaya de soja será de 3,6 millones de toneladas en el ciclo 2014/15. (Reportes adicionales de Daniela Desantis en Asunción y de Roberto Samora en Sao Paulo. Editado por Nicolás Misculin)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below