OBITUARIO-Cerati, el músico que revolucionó el pop latinoamericano

jueves 4 de septiembre de 2014 15:12 ART
 

BUENOS AIRES, 4 sep (Reuters) - El músico argentino Gustavo Cerati, el carismático "showman" que junto a Soda Stereo llevó el rock a los escenarios de los estadios de fútbol en todo Latinoamérica, murió el jueves a los 55 años, dijeron sus médicos.

Cerati, quien en su rica historia musical había ganado entre numerosas distinciones varios premios Grammy Latino, se encontraba en coma desde mayo del 2010 tras sufrir un accidente cerebro-vascular luego de un show en Venezuela.

Soda, como era conocida popularmente la banda, alcanzó masivos niveles de seguidores a lo largo de Latinoamérica y España durante la década del 80, seduciendo a su público con un armónico sonido que combinaba pop y rock, y un estilo visual y estético glam, desconocido para la región en esa época.

Cerati, un talentoso guitarrista, formó el conjunto junto al bajista Zeta Bosio -a quien conoció en la universidad mientras estudiaban publicidad- y el baterista Charly Alberti en 1982, mientras se derrumbaba la dictadura militar argentina tras seis años en el poder y después de una dura derrota en la guerra con Gran Bretaña por las Islas Malvinas.

Soda Stereo fue fichado por Sony Music, que le editó siete álbumes entre 1984 y 1994, entre ellos "Signos", con el que alcanzaron fama a lo largo del continente americano, y "Canción Animal", considerado su disco más popular.

De joven, Cerati mostró mucho interés en bandas como Pink Floyd y The Beatles y músicos como David Bowie, pero habitualmente se considera que Soda Stereo le debía más al sonido de The Police.

Nacido en Buenos Aires, cantante y compositor, Cerati comenzó a tocar la guitarra a los nueves años y se unió a su primer grupo a los 12. Años más tarde se convertiría en uno de los músicos más influyentes de Latinoamérica.

Mientras integraba Soda, Cerati hizo paréntesis para proyectos personales como su elogiado disco Amor Amarillo y también para colaboraciones con el músico argentino Daniel Melero.

  Continuación...