CORREGIDO-MUNDIAL-ENFOQUE-Pese a las promesas, Sudáfrica no tuvo un legado dorado de la Copa 2010

viernes 6 de junio de 2014 10:22 ART
 

(Corrige nota publicada el 3 de junio para aclarar cifra en párrafo 14)

Por Mfuneko Toyana

JOHANNESBURGO, 3 jun (Reuters) - Cuatro años después del Mundial, el estadio Soccer City sobresale en el horizonte gris del sur de Johannesburgo como un mosaico multicolor de acero y vidrio, envuelto en el polvo amarillo de una ciudad centenaria construida por buscadores de oro.

Muchos fines de semana, el escenario de 94.000 asientos que fue sede de partidos clave durante el torneo del 2010 vibra con los gritos de los aficionados al fútbol o de los amantes de la música, ejemplo de una inversión que le dejó retornos a Sudáfrica.

El uso del estadio, que fue objeto de una remodelación de 1.500 millones de rands (150 millones de dólares) para el evento, paga cómodamente ese monto, según su sitio web, con un calendario que incluye desde partidos de fútbol hasta conciertos de artistas como Lady Gaga y U2.

En diciembre, este estadio fue sede de una misa en memoria del difunto líder anti-apartheid Nelson Mandela, y el mes pasado fue escenario de un acto masivo del gobernante Congreso Nacional Africano (ANC) para coronar su campaña electoral.

Sin embargo, el Soccer City se destaca por algo más.

Las otras nueve sedes construidas o renovadas para el Mundial por una suma de 10.000 millones de rand -una cuarta parte del presupuesto total- están con números rojos, ya que son incapaces de atraer eventos deportivos o estrellas internacionales de rock con regularidad.

Los programas de mantenimiento recaen en municipios con problemas de liquidez, una lección saludable para Brasil, donde cientos de miles de personas han protestado, a veces de manera violenta, contra el gasto estatal para el torneo que comienza el 12 de junio.   Continuación...