Aunque Perú no clasificó, presos juegan su Mundial tras las rejas

lunes 2 de junio de 2014 20:58 ART
 

Por Marco Aquino

LIMA, 2 jun (Reuters) - La cancha está rodeada de alambres de púa y la copa es una réplica de arcilla hecha por los propios reclusos.

Pero el "Mundial Brasil 2014" de presos arrancó el lunes en medio aplausos en una cárcel de máxima seguridad en las afueras de Lima con un empate 3-3 entre las "selecciones" de Brasil y Perú, que lleva 32 años sin ir a un Mundial.

El partido inaugural en el patio del penal Miguel Castro Castro tuvo hasta un desfile de selecciones encabezado por un preso disfrazado de Fuleco, la mascota oficial del Mundial que arranca la próxima semana en Brasil.

Antes del pitazo inicial, presos con camisetas de equipos como Argentina, Brasil, España, Holanda y España desfilaron y juraron "juego limpio" ante una réplica de la Copa del Mundo.

"Vamos a vivir el mundial", dijo Erik Loayza, un hombre de 22 años preso por narcotráfico delantero de la "selección" de Argentina. "Es una forma de (demostrar) que queremos cambiar".

El torneo forma parte de un programa de "reinserción" de los internos de las cárceles de Perú, donde la mayoría de los 70.000 reclusos vive hacinados en las abarrotadas prisiones.

El partido inaugural en una pequeña cancha de cemento fue disputado ante unos 150 invitados entre autoridades, presos y guardias. Decenas de reclusos más acompañaron a la distancia, asomados en las ventanas de sus celdas.

La selección de Brasil estaba integrada por los presos. La de Perú por un grupo de veteranos ex mundialistas como Héctor Chumpitaz, un defensor que jugó en México 1970 y Argentina 1978.   Continuación...