Productores de Argentina se apuran a cosechar soja ante ventana de clima seco: experto

lunes 26 de mayo de 2014 14:01 ART
 

BUENOS AIRES, 26 mayo (Reuters) - Los agricultores de Argentina aprovecharán una ola de clima seco para encarar durante los próximos días una carrera para levantar la demorada cosecha de soja 2013/14, lo que podría causar problemas de logística ya que muchas de las cosechadoras son alquiladas, dijo el lunes un experto climático.

Las intensas lluvias que se reportaron desde abril en el país austral -el mayor exportador mundial de aceite y harina de soja- generaron excesos hídricos que dificultaron el ingreso de las máquinas para recolectar la oleaginosa, un cultivo que no puede resistir indemne mucho tiempo en tierra húmeda.

No obstante, los expertos consideran que el patrón climático ha cambiado hacia uno más seco y que, más allá de algunas demoras, la cosecha finalizaría pronto y sin grandes pérdidas.

"En general está muy mejorado el clima, se estabilizó a partir del viernes con unos fríos intensos", dijo a Reuters Germán Heinzenknecht, meteorólogo de la Consultora de Climatología Aplicada.

"Ahora todo el mundo quiere cosechar porque quiere aprovechar esta ventana de buen tiempo que se va a dar hasta el jueves o el viernes. Ahí va a haber una nueva interrupción (por lluvias), pero sólo va a ser temporaria", añadió.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) prevé que al menos hasta el jueves no caerán lluvias en toda la mayor zona agrícola del país, que incluye a las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.

La cosecha del maíz -el segundo cultivo principal de Argentina, después de la soja- también está muy retrasada por excesos hídricos, pero el cereal es mucho más resistente a la humedad y a esta altura corre pocos riesgos de ser afectado.

Por eso, el principal problema de los productores es terminar de una vez por todas con la recolección de soja, que hasta ahora se ha completado en un 73 por ciento, unos 17 puntos porcentuales por detrás del ritmo del ciclo pasado.

"La logística está muy complicada. Hacia el sur, retacea un poco la maquinaria, porque las cosechadoras se manejan con contratistas. Todos al mismo tiempo quieren cosechar y eso no se va a poder hacer", afirmó Heinzenknecht.   Continuación...