24 de mayo de 2014 / 14:33 / en 3 años

MUNDIAL-Ciudad que albergará selección Brasil lamenta oportunidad perdida para mejorar infraestructura

Por Pedro Fonseca

TERESOPOLIS, Brasil, 24 mayo (Reuters) - Teresópolis, la ciudad que albergará a la selección brasileña de fútbol en el Mundial, prevé recibir hasta 100.000 personas durante el torneo, algo que genera grandes expectativas pero también preocupación de que se olviden los problemas que sufren sus habitantes.

La red hotelera celebra un índice de ocupación del 93 por ciento para el período del Mundial, a partir de la llegada del equipo que dirige Luiz Felipe Scolari el 26 de mayo.

Pero los residentes reclaman por los baches de las calles, los embotellamientos diarios y la falta de inversión en la infraestructura vial de la ciudad, que es la puerta de entrada para buena parte de los visitantes.

“Teresópolis no es Noruega, donde todo funciona. Teresópolis es un municipio de Brasil, con todos los problemas que tiene el país”, reconoció en una entrevista telefónica con Reuters el secretario de Cultura, Ronaldo Fialho, uno de los encargados de la preparación de la ciudad para el evento.

Además, agregó que la ciudad “va a vivir una invasión de turistas y periodistas”.

“Las personas están reclamando mucho respecto a la red vial. Pero ¿Brasil se preparó para el Mundial? Nuestra red vial está tan preparada para el Mundial como los aeropuertos lo están para Brasil”, remarcó.

El municipio, que tiene cerca de 150.000 habitantes y se encuentra a 100 kilómetros de Río de Janeiro, alberga el centro de entrenamiento de la selección brasileña, Granja Comary, desde 1987.

Considerado antiguo e inadecuado, el complejo fue dejado de lado en la preparación del equipo para los últimos Mundiales, pero fue parte de una amplia reforma con un costo estimado en 15 millones de reales, a pedido del entrenador Scolari, para recibir al equipo que será anfitrión del Mundial.

Además de modernizar las instalaciones, las obras sirvieron para aislar más a los jugadores, que antes tenían un contacto cercano con la prensa y los hinchas durante los entrenamientos. La intención fue aumentar la privacidad y mejorar las condiciones de entrenamiento.

Uno de los campos de juego de entrenamiento fue armado con el mismo tipo de césped que se utilizará en los estadios del Mundial, que tendrá lugar del 12 de junio al 13 de julio.

El complejo Granja Comary se ubica a pocos kilómetros de Teresópolis, en un condominio de clase media-alta, distante del saturado centro y más aún de la empobrecida región rural, donde vivía la mayoría de las casi 1.000 personas que murieron en una catástrofe ocurrida en el 2011 como consecuencia de las lluvias.

La sede también está alejada de la red vial, señalada por residentes como la principal oportunidad perdida con el Mundial.

“Hicieron obras de fachada en la ciudad, pusieron asfalto en la entrada y en algunas avenidas, pero dejaron el resto abandonado”, dijo la arquitecta Márcia Barbosa, residente de Teresópolis desde hace más de 30 años, lamentando también el estado de la infraestructura vial.

El sector turístico, principal motor de la economía local, es el más estimulado por la presencia de la selección brasileña en el Mundial. De las 4.700 camas disponibles en 58 hoteles y posadas, la ocupación es del 93 por ciento, y algunas de ellas están reservadas desde el año pasado. (Traducido por Damián Pérez, editado por Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below