MUNDIAL-Valcke dice estadio de Brasilia es un ejemplo del legado que dejará el torneo

jueves 22 de mayo de 2014 19:27 ART
 

22 mayo (Reuters) - El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, dijo el jueves que el Estadio Nacional Mané Garrincha, en Brasilia, es un ejemplo del legado que dejará la Copa del Mundo, a pesar de que el recinto ha sido el más caro de los construidos para el torneo y de la ausencia de clubes tradicionales en la ciudad.

"Brasilia y el Estadio Nacional Mané Garrincha son ejemplos positivos del legado del Mundial de Brasil", escribió Valcke en su cuenta de Twitter, después de visitar la sede.

"Más de 777 mil visitantes en apenas un año. Más público de lo que el antiguo estadio recibió en 36 años", agregó.

El estadio de más de 46 metros de altura fue construido con un costo de 1.400 millones de reales en el lugar del antiguo Mané Garrincha, que fue demolido completamente en el 2010. El estadio fue el más caro de los 12 elegidos para el Mundial y fue objeto de denuncias de presunta sobrefacturación.

Inaugurado en mayo del 2013, el estadio de Brasilia fue sede de la inauguración de la Copa Confederaciones el año pasado y volverá a serlo en seis partidos del Mundial, entre ellos Brasil-Camerún -el 23 de junio- y el encuentro por el tercer puesto.

Debido a que Brasilia no tiene clubes en la primera y la segunda división del fútbol brasileño, el estadio recibió algunos partidos de equipos tradicionales del país, como Flamengo y Santos, poco después de su apertura. Sin embargo, luego fue dejado de lado por los principales equipos locales.

Valcke se encuentra en Brasil desde el lunes para visitar los 12 estadios del Mundial. El jueves, el directivo de la FIFA estuvo también en el estadio Mineirao, en Belo Horizonte, que también fue parte de la Copa Confederaciones 2013.

"El Mineirao recibió 48 partidos, 6 espectáculos internacionales y 1,5 millones de personas desde la Copa Confederaciones. Es un estadio bien probado", declaró Valcke respecto del recinto que albergará seis encuentros del Mundial.

El miércoles, el secretario general de la FIFA elogió el Arena da Baixada, en Curitiba, estadio al que criticó en el pasado por el atraso en las obras.

En Porto Alegre, Valcke advirtió que todavía hay mucho trabajo por hacer en el estadio Beira-Río. "Siguen las obras para la entrega de las estructuras complementarias en el Beira-Río. Pero todavía hay mucho por hacer en Porto Alegre", señaló.

"No podemos perder un minuto o la calidad para los hinchas y los equipos de televisión estará comprometida en el Mundial", añadió. (Reporte de Tatiana Ramil en Sao Paulo. Traducido por Damián Pérez, editado por Manuel Farías)