20 de mayo de 2014 / 20:17 / hace 3 años

Cambio climático favorecerá a cultivos de Argentina: informe

Por Nicolás Misculin

BUENOS AIRES, 20 mayo (Reuters) - El cambio climático, que podría provocar desastres naturales y económicos en gran parte del planeta, favorecerá en las próximas décadas a la producción agrícola de Argentina, uno de los mayores exportadores mundiales de granos, según un estudio presentado el martes.

La producción de soja, maíz y girasol, los tres principales cultivos del país, crecería por la mayor cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera debido a las emisiones que provoca el calentamiento global, de acuerdo con el reporte coordinado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de las Naciones Unidas.

El dióxido de carbono es un elemento clave en el proceso de fotosíntesis por el cual las plantas se alimentan.

"La soja sería el cultivo más beneficiado y se prevé que se registrarían leves incrementos de la producción de trigo y maíz", de acuerdo con el informe titulado "La economía del cambio climático en la Argentina", presentado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable del Gobierno nacional.

La tendencia al crecimiento de la cosecha de soja ya puede observarse: la producción de la oleaginosa alcanzará un récord de 55 millones de toneladas -según datos oficiales- en la campaña 2013/14, que está a punto de finalizar.

La cosecha de trigo del mismo ciclo fue de 9,2 millones de toneladas, mientras que la de maíz se espera que llegue a 29,8 millones.

"El cambio que hay en el clima está favoreciendo la producción de cultivos y pasturas (para ganado) en Argentina. La soja va a ser el más favorecido, porque puede aguantar hasta 3 grados de cambio de temperatura sin bajar el rendimiento", explicó Graciela Magrin, experta del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), que colaboró con el estudio.

Según Magrin, los rendimientos de soja crecerán hasta un 20 por ciento en promedio para el 2050 desde sus rendimientos actuales de alrededor de tres toneladas por hectárea.

El trabajo coordinado por la CEPAL, que a nivel general destaca los efectos negativos del cambio climático, muestra que los rendimientos de soja serán en el 2050 un 45 por ciento superiores a los del período 1961-1990.

"El problema que vamos a tener es la variabilidad entre años: va a haber años muy buenos y años muy malos", señaló la especialista del INTA, en referencia a fenómenos climáticos como El Niño y La Niña, que con sus lluvias abundantes y sus sequías generan fuertes vaivenes interanuales en la cosecha.

Pero, un excesivo cambio en el patrón de temperaturas por encima de lo tolerable para los cultivos podría causar perjuicios.

"Va a llegar un punto en el que todo esto va a acabar. No se puede esperar demasiado aumento de la temperatura sin que caigan los rendimientos", concluyó Magrin.

El estudio prevé que en la década del 2020 al 2029 la temperatura anual media en Argentina suba entre 1 y 1,5 grados centígrados respecto de su nivel en el período 1961-1990.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, el tercero de maíz y uno de los más importantes de trigo. (Reporte de Nicolás Misculin. LEA)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below