Clima mayormente seco ayuda a soja de Argentina: Gobierno

viernes 7 de marzo de 2014 14:36 ART
 

BUENOS AIRES, 7 mar (Reuters) - Las condiciones mayormente secas que se reportaron durante la última semana, sólo interrumpidas por breves episodios de lluvias moderadas, favorecieron a los cultivos de soja afectados por enfermedades luego de un febrero muy húmedo, dijo el viernes el Ministerio de Agricultura.

Después de un inicio de campaña marcado por una sequía, el país sudamericano -el mayor proveedor internacional de aceite y harina de soja- recibió un volumen altísimo de agua desde el final de enero, lo que generó preocupaciones ante una proliferación de hongos y plagas como la oruga de la soja.

Pero, salvo por unas precipitaciones el lunes pasado, la última semana trajo un beneficioso clima seco en la mayor parte de la principal región agrícola de Argentina, que es también el tercer exportador mundial de porotos de soja.

"Gran parte de los excesos hídricos que se veían la semana anterior (...) se han consumido", señaló el Gobierno en su reporte semanal de granos.

"Cede la presión por plagas insectiles, aunque se mantienen precauciones frente a EFC (enfermedades de fin de ciclo)", añadió la cartera agrícola.

Recientemente, expertos habían advertido que el país austral necesita un período extendido sin lluvias para poder controlar las enfermedades del cultivo y evitar así pérdidas en la cosecha 13/14. A partir del lunes próximo se registraría una ola de clima seco que promete aliviar aún más los temores.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires elevó ayer su pronóstico para la cosecha argentina de soja a 54,5 millones de toneladas, desde los 53 millones estimados previamente.

Los agricultores locales sembraron 20,3 millones de hectáreas con la oleaginosa de la temporada 2013/14, según el Gobierno.

En el caso del maíz, las precipitaciones de los últimos siete días fueron favorables para el desarrollo del cereal implantado tardíamente, que necesita abundantes reservas de agua para su desarrollo, explicó el Ministerio.   Continuación...