Papa dice hambre es un "escándalo global" y pide cambios en estilos de vida

lunes 9 de diciembre de 2013 18:04 ART
 

CIUDAD DEL VATICANO, 9 dic (Reuters) - El Papa Francisco denunció lunes el hambre en el mundo como un "escándalo global" y convocó a participar en una "ola de oraciones" internacional para llamar la atención sobre la situación de las personas más pobres y necesitadas.

Desde su elección en marzo, Francisco, el ex cardenal argentino Jorge Bergoglio, ha suplicado frecuentemente a los líderes mundiales que combatan la pobreza y la creciente inequidad social.

"Estamos frente a un escándalo mundial de alrededor de 1.000 millones de personas que todavía sufren de hambre hoy", dijo en un mensaje de video para lanzar una campaña de Caritas Internationalis, una confederación de 164 organizaciones de caridad católicas que trabaja en 200 países.

"No podemos mirar hacia otro lado y hacer como que no existe. La comida disponible en el mundo es suficiente para alimentar a todos", manifestó.

La campaña, llamada "Una familia humana: comida para todos", empezará el martes cuando activistas en todo el mundo orarán al mismo tiempo durante media hora a partir de las 1700 GMT.

Caritas ha denominado a la iniciativa como una "ola de oración" e invitó a miembros de todas las religiones a sumarse a los eventos locales.

Los organizadores desarrollarán un servicio interreligioso en East Lawn, situado en el edificio del Capitolio estadounidense en Washington D.C., donde el Congreso está considerando reducir los programas de subsidios para alimentos.

El Papa Francisco, líder de los 1.200 millones de católicos en el mundo, instó a organizaciones, iglesias e individuos a "dar voz a todos aquellos que sufren en silencio por hambre, de modo que su voz se convierta en un rugido que sacuda al mundo".

La campaña exhorta a los gobiernos a incluir el derecho a la alimentación en su legislación nacional.

El Papa también pareció hacer un llamado a que se realicen cambios en los estilos de vida de las personas, al instarlas a "ser más conscientes de nuestras elecciones de alimentos, que a menudo llevan al desperdicio y a un mal uso de los recursos que tenemos a disposición". (Editado en español por Marion Giraldo)