Malestar en Uruguay por nuevas trabas comerciales argentinas

miércoles 30 de octubre de 2013 13:40 ART
 

MONTEVIDEO, 30 oct (Reuters) - El Gobierno uruguayo está preocupado por nuevas trabas comerciales dispuestas por Argentina luego de que el presidente José Mujica autorizara, sin consentimiento de su colega Cristina Fernández, un aumento de producción a la planta de celulosa ubicada sobre un río limítrofe.

A la habitual demora de permisos aduaneros argentinos para los productos uruguayos se añadió una resolución de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables del país vecino que prohibió el trasbordo de cargas argentinas en aquellos puertos que no dispongan de acuerdos específicos.

Uruguay, socio de Argentina, Brasil, Paraguay y Venezuela en el Mercosur, no tiene acuerdos de transporte marítimo de cargas como los ahora requeridos.

"Nosotros nos vimos entre la espada y la pared y tuvimos que tomar la medida (de autorizar un aumento de la producción) que tomamos con respecto a la fábrica de celulosa, y ahora de casualidad pasan estas cosas", dijo Mujica a periodistas.

La relación bilateral entre ambos países sudamericanos sufrió un quiebre a principios de octubre cuando el Gobierno uruguayo aprobó que la planta de celulosa Montes del Plata, del grupo finlandés UPM-Kymmene, incremente su producción a 1,2 millones de toneladas anuales desde 1,1 millones.

Argentina adujo que la mayor producción de la fábrica -ubicada unos 300 kilómetros al oeste de Montevideo sobre el río Uruguay, que separa a ambos países- incrementaría la contaminación ambiental, y amenazó con presentar una nueva denuncia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

En el 2010, ese tribunal dictaminó que no había indicios de que la planta contaminara, pero dijo que Uruguay violó un acuerdo binacional al no consultar a Argentina antes de permitir la construcción de la planta de celulosa, que representó una de las mayores inversiones en la historia uruguaya.

¿REPRESALIA?   Continuación...