ACTUALIZA 1-Rusia alivia los cargos contra activistas de Greenpeace por protesta en el Ártico

miércoles 23 de octubre de 2013 15:05 ART
 

(Actualiza con detalles, contexto)

MOSCU, 23 oct (Reuters) - Rusia retiró el miércoles los cargos de piratería a 30 activistas involucrados en una protesta de Greenpeace contra la perforación petrolera en el Ártico, y los reemplazó con acusaciones menos graves que reducen de 15 a siete años de cárcel la pena máxima posible.

Los cargos contra los activistas -que protestaron en una plataforma petrolera de Gazprom mar adentro en el norte de Rusia el mes pasado- fueron cambiados de piratería a vandalismo, indicó en un comunicado el Comité de Investigación Federal.

Las 30 personas que estaban a bordo de la embarcación de Greenpeace Arctic Sunrise durante la protesta del 18 de septiembre, en la cual los activistas intentaron escalar la plataforma Prirazlomnaya, se encuentran detenidas al menos hasta fines de noviembre.

El Comité de Investigación ruso señaló que había comenzado el procedimiento de adjudicar los nuevos cargos, que conllevan una pena máxima de siete años de prisión. La piratería, en cambio, es castigada en Rusia con entre 10 y 15 años de cárcel.

Al mismo tiempo, el comité dijo que la investigación continuaba y reiteró que aún podían aplicarse más cargos contra algunos de los activistas, incluida una acusación por uso de la fuerza contra representantes del Estado.

Greenpeace respondió el miércoles que la acusación de vandalismo que ahora enfrentan los activistas todavía es "extremadamente desproporcionada".

"Rechazaremos el cargo de vandalismo con tanta fuerza como rechazamos las acusaciones de piratería", señaló el miembro de Greenpeace Rusia Vladimir Chuprov en un comunicado.

"Ambos son cargos de fantasía que no tienen ninguna relación con la realidad", agregó.

Greenpeace había dicho previamente que se trató de una protesta pacífica y que los cargos de piratería eran ilegales y absurdos.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha manifestado que los activistas claramente no son piratas pero que violaron la ley internacional. (Escrito por Steve Gutterman; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)