Pronósticos de cosecha de granos de Rusia, reducidos por lluvias en Siberia

viernes 11 de octubre de 2013 10:08 ART
 

MOSCU, 11 oct (Reuters) - Las condiciones desfavorables para la recolección en la región de Siberia hizo que dos importantes consultoras agrícolas reduzcan sus pronósticos para la cosecha de granos de Rusia en el 2013.

La cosecha en Rusia, uno de los mayores exportadores mundiales de trigo, no se ha completado aún debido a que los cultivos en Siberia han sufrido retrasos por una tardía primavera boreal y posteriormente por lluvias en el tercer trimestre.

Funcionarios rusos prevén que la cosecha de granos 2013 alcance las 90 millones de toneladas en peso limpio, un alza de un 27 por ciento interanual, pero los analistas son más pesimistas y pronostican una cosecha más modesta.

"El principal factor es el clima en Siberia, que no está mejorando", dijo a Reuters el jefe del Instituto para Estudios del Mercado Agrícola (IKAR), Dmitry Rylko.

Al 10 de octubre, Rusia ya había trillado 82,4 millones de toneladas de granos en peso bruto a partir de un 85 por ciento del área cultivada. Después de limpiar y secar, esa cifra sería cerca de un 5 por ciento menor.

Para los próximos siete días se prevén lluvias leves ocasionales en las principales regiones de cultivos de Siberia, mostraron datos de la oficina meteorológica estatal. La cosecha se ha completado en un 75 por ciento del área cultivada con granos en Siberia hasta el momento.

El IKAR redujo su pronóstico general de cosecha de granos del 2013 en 1 millón de toneladas, a 87 millones de toneladas en peso limpio. Ahora se prevé que la cosecha de trigo sea levemente menor a 50 millones de toneladas, según Rylko.

Los analistas agrícolas de SovEcon también redujeron sus proyecciones a 86 millones de toneladas desde 87,5 millones de toneladas estimadas previamente.

En tanto, SovEcon recortó su pronóstico para la cosecha de trigo en 1,7 millones de toneladas, a cerca de 50 millones de toneladas, afirmó su presidente ejecutivo, Andrei Sizov. (Reporte de Polina Devitt. Traducido por Patricio Abusleme. Editado por Mónica Vargas)