9 de octubre de 2013 / 16:15 / hace 4 años

Rusia dice halló drogas en barco de Greenpeace, prepara nuevos cargos

Por Gabriela Baczynska y Maria Tsvetkova

MOSCU, 9 oct (Reuters) - Investigadores rusos dijeron el miércoles que hallaron drogas en el barco de la agrupación Greenpeace que fue utilizado en una protesta contra una plataforma petrolera en el Artico, y anunciaron que presentarán nuevos cargos contra algunos de los 30 detenidos por supuesta piratería.

Greenpeace se burló de la acusación. "El Comité de Investigación 'halló' narcóticos. Estamos esperando que encuentre una bomba atómica y un elefante de colores", dijo el grupo ambientalista en su cuenta de Twitter. "Esto es posible en Rusia hoy en día y casi no sorprendería a nadie", agregó.

Además de las drogas, el Comité de Investigación dijo que se halló equipamiento con potencial uso militar. El rompehielos Artic Sunrise fue abordado por guardacostas rusos luego de la protesta del 18 de septiembre en la plataforma Prirazlomnaya.

El comité también dijo que los investigadores intentaban establecer cuál de los detenidos era responsable de lo que llamó un intento de embestir los botes de los guardacostas, poniendo en peligro la vida de la tripulación.

"En vista de la información obtenida mientras se investigaba el caso criminal, se espera un ajuste de los cargos", dijo el comité. Agregó que a "un número de detenidos se les presentarán cargos por cometer otros crímenes graves".

Rusia arrestó a 28 activistas y dos periodistas independientes que estaban en el barco de Greenpeace durante la protesta y los acusó a todos de piratería, un cargo que conlleva a una pena de hasta 15 años de prisión.

El comité dijo que se halló morfina y tallos de amapola, un ingrediente de la heroína y opiatos, en el barco.

El abogado de Greenpeace Alexander Mukhortov dijo que el capitán estadounidense del barco tenía morfina legalmente en su caja fuerte con fines médicos y que el equipo hallado por los investigadores era un sónar ampliamente usado en expediciones marítimas.

El grupo ambientalista dice que los cargos de piratería son absurdos e infundados y que las condiciones de detención de los activistas, de 18 nacionalidades, en algunos casos violaron sus derechos civiles.

Kumi Naidoo, director de Greenpeace, ofreció el miércoles en una carta al presidente ruso, Vladimir Putin, mudarse a Rusia y ser la garantía para la liberación bajo fianza de los detenidos.

Putin dijo que estaba claro que los activistas no eran piratas pero que su protesta había violado la ley.

Los abogados del grupo sostienen que los cargos podrían haber sido presentados para justificar el abordaje por la fuerza del barco de Greenpeace, que luego fue remolcado hacia la ciudad de Murmansk.

Holanda lanzó procedimientos legales contra Rusia el viernes, diciendo que había detenido ilegalmente a los activistas en el rompehielos.

El duro trato a los activistas, a diferencia de una protesta el año pasado en la misma plataforma que no tuvo consecuencias, es visto como un intento por desalentar futuras manifestaciones y enviar una clara señal de que Rusia no está dispuesta a tolerar acciones semejantes. (Escrito por Gabriela Baczynska; Reporte adicional de Thomas Escritt en Amsterdam, editado en español por Patricia Avila)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below