FUTBOL-Uruguay cambió mentalidad, ya no piensa en sufrir con el repechaje: Suárez

lunes 7 de octubre de 2013 16:18 ART
 

MONTEVIDEO, 7 oct (Reuters) - Las tres victorias seguidas en la eliminatoria han hecho que la selección uruguaya de fútbol cambie diametralmente su meta, que pasó de resignarse a un repechaje para una angustiosa clasificación al Mundial a soñar con cerrar el torneo entre los cuatro mejores para no tener que sufrir, dijo Luis Suárez.

Cuando quedan dos jornadas para el final de la clasificatoria, Uruguay está en zona de repechaje pero con grandes opciones de escalar en las posiciones.

Uruguay, que el viernes visitará a Ecuador y el próximo martes recibirá a Argentina, tuvo un pronunciado bajón a mitad de la eliminatoria. En siete fechas entre septiembre de 2012 y junio de 2013 rescató apenas dos puntos.

Pero luego remontó al ganarle como visitante a Venezuela y Perú y como local a Colombia.

"Hace un par de meses, antes de enfrentar a Venezuela, firmábamos el repechaje en cualquier lado. Ahora todo el mundo prefiere ir directo como preferimos nosotros, por los resultados que salieron bien y en base al buen trabajo que hemos", dijo Suárez a periodistas poco después de arribar a Uruguay para sumarse a las prácticas.

"Con un punto nos aseguramos el repechaje, que hace tres fechas para nosotros era un milagro. (Pero) Somos conscientes de que tenemos muchas posibilidades de clasificar directo, que es lo que queremos para no seguir sufriendo", agregó el goleador del Liverpool inglés.

La "Celeste" está quinta en las posiciones con 22 puntos, la misma cantidad que Ecuador pero con peor diferencia de gol. Argentina, ya clasificada, lidera con 29 unidades, seguida por Colombia con 26 y Chile con 24.

Los cuatro mejores irán directamente al Mundial, mientras que el quinto disputará un repechaje frente a Jordania.

Uruguay ha sellado su suerte mundialista en repechaje en los últimos años, clasificando a los torneos de 2002 y 2010 y quedando eliminada en ese proceso camino al del 2006. (Reporte de Felipe Llambías, editado por Javier Leira)