ANALISIS-Campo petrolero Vaca Muerta obliga a Argentina a suavizar nacionalismo económico

lunes 22 de julio de 2013 12:31 ART
 

* Argentina realiza concesiones para acuerdo entre YPF y Chevron

* Gobierno aceptó flexibilizar control de cambios, aranceles y plazo concesión

* Oposición critica las condiciones del acuerdo

Por Karina Grazina

BUENOS AIRES, 22 jul (Reuters) - La oposición política en Argentina lo calificó de ruinoso para el país y hasta algunos deslizaron que pone en riesgo la soberanía energética.

Pero, las concesiones que realizó la semana pasada el Gobierno para que la petrolera estatal YPF selle un acuerdo con Chevron para la primera gran inversión en un megacampo patagónico que atrae la atención mundial eran inevitables para un país que genera desconfianza por su nacionalismo económico, según fuentes del sector energético.

El acuerdo fue también el primero entre YPF y un grupo extranjero luego de que su nacionalización en mayo del año pasado alertó a la comunidad internacional sobre los riesgos de hacer negocios con Argentina. La española Repsol, a quien el Estado le expropió el 51 por ciento de la petrolera, aún espera una compensación por parte del país sudamericano.

Para allanar el camino al arreglo, la presidenta Cristina Fernández aceptó suavizar un férreo control de cambios, reducir a cero los aranceles para importación de maquinaria de perforación y hasta extender el plazo de la concesión.

YPF acordó ceder a Chevron el 50 por ciento de una concesión de 96.000 acres en Vaca Muerta. La compañía estadounidense desembolsará en una primera etapa 1.240 millones de dólares para ingresar al joint venture y perforar 100 pozos de crudo en un área con una superficie de 5.000 acres.   Continuación...