12 de julio de 2013 / 14:43 / hace 4 años

ACTUALIZA 5-Mercosur muestra su enojo con Washington por espionaje, asilo a Snowden

* Presidentes de la unión aduanera se reúnen en Montevideo

* Critican espionaje de Estados Unidos en la región

* También defienden derecho de asilar al fugitivo Snowden (Añade detalles)

Por Malena Castaldi y Felipe Llambias

MONTEVIDEO, 12 jul (Reuters) - Líderes de la unión aduanera sudamericana Mercosur enviaron el viernes un duro mensaje a Washington sobre las denuncias de espionaje de Estados Unidos en la región y defendieron su derecho de ofrecer asilo al ex contratista de inteligencia Edward Snowden.

En una cumbre en Montevideo, los mandatarios también condenaron a España, Francia, Italia y Portugal por haber cerrado la semana pasada su espacio aéreo al avión que trasladaba al presidente boliviano Evo Morales desde Moscú a La Paz por sospechas de que transportaba al fugitivo Snowden.

Los líderes destacaron que llamarán a consulta a sus embajadores en esos países para que les informen sobre lo sucedido.

"(Los presidentes) repudiaron las acciones que puedan menoscabar la potestad de los Estados de conceder e implementar de forma plena el Derecho de Asilo", dijo la declaración final del encuentro entre los mandatarios de Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

El Mercosur también rechazó "todo intento de presión, hostigamiento o criminalización de un Estado o de terceros sobre la decisión soberana de cualquier nación de conceder asilo".

La declaración refleja un claro enfrentamiento con Estados Unidos, que demanda el arresto del ex contratista de inteligencia bajo cargos de espionaje tras revelar detalles de sus programas de vigilancia secreta.

El presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió que el país que refugie a Snowden pagará un costo serio por su decisión, mientras que Washington desplegó su artillería diplomática para evitar que algún Gobierno reciba al ex agente de inteligencia.

Sin embargo, en un abierto desafío a Washington, los gobiernos izquierdistas de Venezuela, Bolivia y Nicaragua han ofrecido asilo a Snowden, varado en la zona de tránsito del aeropuerto internacional de Moscú desde fines de junio y con su pasaporte estadounidense revocado.

El Mercosur, en la declaración final de su cumbre, se solidarizó con los gobiernos de Bolivia, Nicaragua y Venezuela por el ofrecimiento de asilo a Snowden.

"Se ha ratificado el derecho de asilo como un derecho fundamental, del derecho humanitario de estos tiempos sobre todo de países democráticos", dijo en un discurso el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Snowden dijo el viernes que buscará asilo temporal en Rusia antes de viajar posiblemente a América Latina.

Los presidentes del Mercosur también "rechazaron enfáticamente la intercepción de las telecomunicaciones y las acciones de espionaje en nuestros países, ya que constituyen una violación de los derechos humanos, del derecho a la privacidad y del derecho a la información de nuestros ciudadanos y ciudadanas".

TENSION CRECE

Tras el incidente con Morales, la tensión entre América Latina y Washington se agudizó esta semana, luego que el periódico brasileño O Globo informó que la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos realizó actividades de espionaje, que consideraron a Colombia, Brasil y México como prioridades.

"Nosotros también fuimos alcanzados (por el espionaje). Hiere nuestra soberanía y los derechos individuales inalienables de nuestra población. Debemos adoptar medidas (...) para evitar la repetición de situaciones como ésta", dijo la mandataria brasileña, Dilma Rousseff.

La nave de la presidencia boliviana que trasladaba a Morales se vio forzada a aterrizar en Viena, donde estuvo varias horas hasta que se le permitió el despegue.

"Este es el mundo que estamos viviendo, donde hay nuevas formas de colonialismo. Más sutiles que las conocimos hace dos siglos cuando bajaban con ejércitos y se llevaban la plata y el oro", afirmó Fernández en referencia al incidente con el mandatario boliviano.

El tratamiento a Morales llevó a líderes latinoamericanos a calificar el episodio como una afrenta a toda Sudamérica y a acusar a la Casa Blanca de estar detrás del episodio.

El canciller uruguayo, Luis Almagro, dijo que los presidentes decidieron "convocar en consulta a los embajadores acreditados en los países europeos involucrados para que informen sobre los hechos ocurridos".

REPUDIO REGIONAL

Países latinoamericanos están exigiendo a Washington explicaciones por las acusaciones de que espió en la región con programas secretos de vigilancia.

Las actividades de vigilancia también alcanzaron a Argentina, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Paraguay, Chile, Perú y El Salvador, según el diario brasileño.

Citando documentos filtrados por Snowden, O Globo dijo que los programas de la agencia fueron más allá de temas militares en la región, al involucrar lo que calificó como "secretos comerciales", incluyendo asuntos de petróleo y energía.

El Mercosur está formado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela. Morales también estuvo presente en el encuentro dado que Bolivia es un país asociado al bloque.

El Mercosur exigió el cese de las acciones de espionaje y anunció que llevará el tema a las Naciones Unidas, ya que solicitó a Argentina que someta el asunto a consideración del Consejo de Seguridad, órgano en el que ocupa un asiento no permanente.

Paraguay no participó del encuentro debido a que el país fue separado temporalmente de los órganos políticos del bloque luego del cuestionado juicio político relámpago que sacó del cargo al ex mandatario Fernando Lugo a finales de junio del año pasado.

No obstante, Maduro dijo que el Mercosur aprobó la reincorporación de Paraguay.  Pese a las manifestaciones de unidad, el Mercosur ha visto declinar en los últimos años su proyecto de construir una unión aduanera sudamericana para convertirse en un foro político.

El comercio entre sus principales miembros, Brasil y Argentina, ha sufrido por las restricciones aplicadas por Buenos Aires al ingreso de productos brasileños para proteger el superávit comercial con el que financia a su aislada economía.

Diplomáticos sudamericanos esperaban que las presidentas de Argentina y Brasil, Cristina Fernández y Dilma Rousseff, mantuvieran una reunión bilateral una vez concluida la cumbre del Mercosur para abordar las conflictivas relaciones comerciales entre ambas naciones.

Pero, el canciller argentino, Héctor Timerman, dijo que el encuentro se canceló por motivos de agenda de Fernández, por lo que las rispideces comerciales quedaron en la práctica fuera de la cumbre.

Rousseff, sin embargo, en su discurso ante el pleno de mandatarios, propuso a sus pares del Mercosur acelerar las negociaciones comerciales internacionales del bloque, incluyendo una en marcha con la Unión Europea. (Reporte de Felipe LLambías y Malena Castaldi. Escrito por Guido Nejamkis. Editado por Alejandro Lifschitz.)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below