12 de julio de 2013 / 8:04 / hace 4 años

Mercosur sacará a relucir su enojo con Washington en cumbre presidencial

* Presidentes de la unión aduanera se reúnen en Montevideo

* Criticarán espionaje de Estados Unidos en la región

* También defenderán derecho de asilar a fugitivo Snowden

Por Malena Castaldi y Felipe Llambias

MONTEVIDEO, 12 jul (Reuters) - Líderes de la unión aduanera sudamericana Mercosur le enviarán el viernes un duro mensaje a Washington sobre las denuncias de espionaje de Estados Unidos en la región y defenderán su derecho de ofrecer asilo al ex contratista de inteligencia Edward Snowden.

En una cumbre en Montevideo, los mandatarios también condenarán a España, Francia, Italia y Portugal por haber cerrado la semana pasada su espacio aéreo al avión que trasladaba al presidente boliviano Evo Morales desde Moscú a La Paz por sospechas de que transportaba al fugitivo Snowden.

Estados Unidos demanda el arresto del ex contratista de inteligencia bajo cargos de espionaje tras revelar detalles de sus programas de vigilancia secreta.

En un abierto desafío a Washington, los gobiernos izquierdistas de Venezuela, Bolivia y Nicaragua han ofrecido asilo a Snowden, varado en la zona de tránsito internacional de un aeropuerto en Moscú desde fines de junio y con su pasaporte estadounidense revocado.

Previo a la cumbre semestral de los presidentes de Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela -miembros del Mercosur junto al suspendido Paraguay-, cancilleres del bloque habían lanzado en Montevideo críticas a Europa, exigiendo que se disculpara con el mandatario indígena de Bolivia.

"Hemos abordado también temas de espionaje en el continente, los temas vinculados a la posibilidad de dar derecho de asilo y hemos considerado hasta ahora insuficientes las explicaciones o las disculpas que han dado los países europeos respecto al caso del avión del presidente Evo Morales", dijo a periodistas el canciller de Uruguay, Luis Almagro.

La nave de la presidencia boliviana que trasladaba a Morales se vio forzada a aterrizar en Viena, donde estuvo varias horas hasta que se le permitió el despegue.

El tratamiento a Morales llevó a líderes latinoamericanos a calificar el episodio como una afrenta a toda Sudamérica y a acusar a la Casa Blanca de estar detrás del incidente.

La tensión entre América Latina y Washington se agudizó esta semana luego de que el periódico brasileño O Globo informó el martes que la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos realizó actividades de espionaje, que consideraron a Colombia, Brasil y México como prioridades.

"Va a haber una resolución" sobre "espionaje, asilo y agravio (a Morales)", dijo en Montevideo el canciller de Venezuela.

REPUDIO REGIONAL

Países latinoamericanos está exigiendo a Washington que brinde explicaciones sobre las acusaciones de que espió en la región con programas secretos de vigilancia.

"Estos temas van a mostrar la unidad que marca al Mercosur, el horizonte al cual queremos dirigirnos", dijo el canciller argentino Héctor Timerman. "Son banderas que no podemos dejar de lado".

Las actividades de vigilancia también alcanzaron a Argentina, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Paraguay, Chile, Perú y El Salvador, según el diario.

Citando documentos filtrados por Snowden, O Globo dijo que los programas de la agencia fueron más allá de temas militares en la región, al involucrar lo que calificó como "secretos comerciales", incluyendo asuntos de petróleo y energía.

"Hay consenso regional en repudiar dichos actos (espionaje) y buscar formas de seguridad cibernética efectiva. Que la seguridad de los Estados sea respetada y el derecho a la privacidad de los usuarios", dijo a periodistas el canciller brasileño, Antonio Patriota.

Pese a las manifestaciones de unidad, el Mercosur ha visto declinar en los últimos años su proyecto de construir una unión aduanera sudamericana para convertirse en un foro político.

El comercio entre sus principales miembros, Brasil y Argentina, ha sufrido por las restricciones aplicadas por Buenos Aires al ingreso de productos brasileños para proteger el superávit comercial con el que financia a su aislada economía.

Diplomáticos sudamericanos esperaban que las presidentas de Argentina y Brasil, Cristina Fernández y Dilma Rousseff, mantuvieran una reunión bilateral una vez concluida la cumbre del Mercosur para abordar las conflictivas relaciones comerciales entre ambas naciones.

Patriota confirmó el encuentro y dijo que las mandatarias tratarán asuntos bilaterales pendientes, sin dar más detalles.

Reporte de Felipe LLambías y Malena Castaldi. Escrito por Guido Nejamkis. Editado por Alejandro Lifschitz

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below