Rusia recortaría proyección de cosecha de granos ante sequía

martes 9 de julio de 2013 09:54 ART
 

GORKI, Rusia, 9 jul (Reuters) - Rusia reduciría su actual proyección para la cosecha de granos de este año de 95 millones de toneladas, debido a una sequía que ha golpeado a algunas regiones productoras en los últimos dos meses, dijo el martes el primer ministro Dmitry Medvedev.

Rusia, tradicionalmente el tercer mayor exportador mundial de trigo, necesita una buena producción para reponer existencias e impulsar las exportaciones después que sequías el año pasado redujeron su cosecha del grano en un tercio.

"En junio y a principios de julio, la parte europea de nuestro país vio un clima anormalmente caluroso y fueron golpeadas 13 regiones", dijo Medvedev.

Los pronósticos para la cosecha de trigo del 2013 fueron recortados el lunes por dos analistas agrícolas destacados que citaron sequías en varias regiones trigueras y rendimientos por debajo de lo esperado, en las primeras disminuciones de este tipo este año.

"Usaremos nuestro instrumento usual para estabilizar el mercado, si es necesario, es decir, compras estatales de intervención", agregó Medvedev.

"El pronóstico (de la cosecha) tendrá que ser corregido de todos modos", dijo Medvedev.

Hasta el momento, alrededor de 6,5 millones de hectáreas del área sembrada con granos han sido golpeadas por la sequía y ya se perdieron los cultivos de alrededor del 1,9 por ciento del área sembrada con granos, o 1,45 millones de hectáreas, dijo el ministro de Agricultura ruso Nikolai Fyodorov.

En tanto, Aleksandr Frolov, jefe del servicio meteorológico estatal de Rusia, Rosgidromet, dijo que podrían caer lluvias en algunas de las regiones afectadas y corregir parte del daño provocado por la sequía.

Frolov dijo que su agencia pronosticó una cosecha de granos para el 2013 de entre 90 millones de toneladas y 94 millones de toneladas. Los ministerios y agencias gubernamentales de Rusia suelen mantener pronósticos separados de indicadores económicos claves en base a datos internos.   Continuación...