5 de junio de 2013 / 16:38 / hace 4 años

SONDEO-Retiro de estímulos en EEUU mantendrá presión sobre monedas América Latina

* Para ver datos sobre el sondeo

Por Silvio Cascione

SAO PAULO, 5 jun (Reuters) - La perspectiva de un cambio significativo de la política monetaria de Estados Unidos mantendría débiles por meses a las monedas de América Latina, mostró el miércoles un sondeo de Reuters.

Los analistas revisaron drásticamente sus previsiones para las cinco monedas principales de la región y anticiparon que se alejarán de sus máximos recientes, al menos durante los próximos 12 meses, porque la Reserva Federal estadounidense ya empezó a considerar una reducción de su enorme programa de compra de bonos que inyecta liquidez a los mercados.

Las revisiones menos agudas de los pronósticos a 12 meses fueron la del sol peruano y del peso mexicano, debido a que las expectativas de reformas económicas radicales siguen alentando las perspectivas de fuertes ingresos de dólares.

Pero monedas como el real brasileño y el peso chileno se mantendrían por meses en sus actuales niveles tras perder más de un 5 por ciento en pocas semanas, mostró el sondeo.

El estudio se realizó antes de que Brasil eliminara un impuesto clave la tarde del martes para permitir mayores ingresos de capital.

La moneda brasileña cotizaría en 2,10 unidades por dólar en el plazo de un año, según la mediana de las estimaciones de 21 analistas encuestados por Reuters. El nivel es un 4,3 por ciento menor la estimación a 12 meses de un sondeo del mes pasado y cerca de la cotización actual de 2,12 reales por dólar.

"Por supuesto que es cierto que un mayor déficit de cuenta corriente está contribuyendo a una baja de la moneda. Pero esa es una tendencia global. No se limitó a Brasil", dijo Camila Monteiro, economista de la firma de gestión de activos BNY Mellon ARX en Río de Janeiro.

El tipo de cambio de México , que se ha debilitado casi un 7 por ciento en las últimas tres semanas a un cerca de 12,70 pesos por dólar, sólo revertiría parte de esas pérdidas a 12,25 unidades por dólar en 12 meses, según la mediana de las previsiones de 17 analistas.

En la consulta del mes pasado, los expertos habían calculado que la moneda mexicana cotizaría en 11,965 pesos por dólar en el plazo de un año, el nivel más alto desde 2011.

Una moneda más débil podría ayudar a países como Brasil a recuperar competitividad y a impulsar el crecimiento económico a través de las exportaciones. Sin embargo, algunos analistas consideran que también genera preocupación por las perspectivas de inflación, limitando el espacio para un recorte de las tasas de interés en México.

La Reserva Federal de Estados Unidos compra mensualmente 85.000 millones de dólares en bonos del Tesoro y títulos respaldados por activos para reducir las tasas de interés de largo plazo y alentar el empleo. El banco central estadounidense ha prometido mantener el programa hasta que haya mejoras concretas del panorama para el mercado laboral.

El programa, junto con otras iniciativas de los últimos años ha aumentado la liquidez en economías desarrolladas y movió miles de millones de dólares a economías emergentes, donde los inversores buscaron retornos más altos en activos de riesgo.

Las tasas de interés de largo plazo han empezado a subir en Estados Unidos por la perspectiva de que se termine con el estímulo, lo que ha provocado un regreso de los capitales desde mercados emergentes y una baja de las monedas de esos países.

El movimiento tomó por sorpresa a los analistas que a comienzos de año eran de la opinión que los Gobiernos de América Latina tendrían problemas para frenar los avances de las monedas este año.

"Los avances del mes pasado del dólar consolidaron la idea de un cambio de tendencia para el peso chileno", dijo Martín Ferrer, jefe de operaciones de mercados de monedas en Capital FX en Santiago.

En las últimas semanas, la volatilidad de los mercados de monedas en América Latina fue tan fuerte que muchos expertos optaron por no ofrecer pronósticos porque todavía están revisando sus escenarios.

POTENCIAL PARA MAS LIQUIDACIONES

Aun para monedas que se espera que tengan mejores desempeños, como el peso mexicano, la confianza es menor que en semanas recientes.

Si bien se esperan avances en los planes del Gobierno para una mayor recaudación de impuestos y la apertura del sector del petróleo a compañías extranjeras, lo que le valió al país una mejora en su calificación de crédito por parte del Fitch y que debería de atraer inversiones a largo plazo, la brusca reacción del mercado evidencia la posibilidad de más liquidaciones.

En la última semana, las apuestas en derivados a favor del peso bajaron desde cerca de 5.500 millones de dólares a unos 4.800 millones de dólares, que es todavía un gran sesgo de respaldo a la moneda mexicana que podría desmantelarse.

Una liquidación de posiciones largas de montos similares en 2011 y 2012 acompañó pérdidas para el peso de un 18 y de un 11 por ciento, respectivamente. Una pérdida de un 10 por ciento llevaría a la moneda a un nivel cercano a los 14,20 pesos, cerca de mínimos de años recientes. (Reporte adicional de Moisés Ávila en Santiago, Noé Torres, Alexandra Alper, Michael O'Boyle y Jean Arce en Ciudad de México, Nelson Bocanegra en Bogotá y Úrsula Scollo en Lima; Editado en español por Javier López de Lérida)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below