Cardenal sudafricano se disculpa por decir que la pedofilia no es un delito

lunes 18 de marzo de 2013 08:59 ART
 

JOHANESBURGO, 18 mar (Reuters) - Un cardenal de Sudáfrica pidió disculpas el lunes por ofender a las víctimas de abuso infantil al describir a la pedofilia como una enfermedad y no como un delito en una entrevista mediática.

Grupos de derechos humanos dijeron que los comentarios del cardenal Wilfrid Fox Napier, el arzobispo católico de Durban, eran insensatos, especialmente dadas las percepciones de que la Iglesia Católica no ha hecho lo suficiente para terminar con este tipo de abuso.

"Me disculpo sinceramente y sin reservas con todos aquellos que fueron ofendidos por mi desafortunada entrevista, y especialmente con aquellos que han sido abusados y necesitan de toda la ayuda y el respaldo que la Iglesia pueda brindar", indicó Napier en un comunicado.

Napier, uno de los 115 cardenales que formó parte del cónclave en el Vaticano que eligió al Papa Francisco la semana pasada, había dicho a BBC Radio 5 que la pedofilia era un "trastorno" que necesitaba ser tratado.

"Por mi experiencia, la pedofilia es realmente una enfermedad. No es una situación delictiva, es una enfermedad", había dicho.

El prelado también señaló a la BBC que sabía de al menos dos sacerdotes que se habían vuelto pedófilos luego de ser abusados de niños y que, por lo tanto, requerían tratamiento y no castigo.

"Ahí es cuando se salieron las ruedas. Ahora me acusan de decir que la pedofilia es una condición mental o un trastorno y no un crimen", indicó Napier en su comunicado.

"El abuso sexual infantil es un delito atroz, entre otras cosas, por el daño que hace al niño. En ese aspecto, incluyo al abusado que se ha convertido en abusador", agregó.

Francisco, el primer Papa no europeo en casi 1.300 años, ha marcado un drástico cambio de estilo respecto de su antecesor, Benedicto XVI, para los 1.200 millones de miembros de la Iglesia Católica, que está plagada de escándalos, intriga y luchas internas.

El flamante Sumo Pontífice dijo el sábado que la Iglesia debería ser pobre y recordar que su misión es servir a los pobres. (Reporte de David Dolan, Editado en español por Ana Laura Mitidieri)