Argentinos corren a iglesias, lloran por elección de compatriota como Papa

miércoles 13 de marzo de 2013 19:52 ART
 

* Jesuita moderado Bergoglio, visto como esperanza reforma

* Argentinos consideran elección bendición para el país

Por Nicolás Misculin y Juliana Castilla

BUENOS AIRES, 13 mar (Reuters) - Argentinos se aglutinaban con júbilo en iglesias el miércoles para celebrar el inesperado anuncio de que su compatriota, el cardenal Jorge Mario Bergoglio, se convirtió en el primer Papa latinoamericano, con la esperanza de que renueve una Iglesia Católica en crisis.

En un país con una amplia mayoría de católicos, miles de fieles corrieron a las iglesias, donde algunos, en medio de lágrimas, rezaban para que el jesuita de 76 años pueda reforzar la fe en el Vaticano, tras una serie de escándalos.

"Espero que cambie todo el lujo que hay en el Vaticano, que lo cambie a algo más humilde, que se vuelva al Evangelio", dijo Jorge Andrés Lobato, de 73 años, fiscal de la nación jubilado.

"Esto es una bendición para Argentina", gritó una mujer en medio de las ruidosas calles del centro de Buenos Aires.

Pocos argentinos creían que Bergoglio, reconocido por su estilo de vida asceta y su dedicación a los pobres, sería elegido en el Cónclave.

A los pocos minutos de la difusión de la noticia, en Twitter se multiplicó el mensaje "La mano de Dios otra vez", en referencia a la frase con la que el astro del fútbol Diego Maradona describió el gol que convirtió con la mano a la selección de Inglaterra en el Mundial de México de 1986.   Continuación...