Bolivia despide a Chávez con honores militares y rito indígena

viernes 8 de marzo de 2013 17:54 ART
 

LA PAZ, 8 mar (Reuters) - Bolivia despidió el viernes al venezolano Hugo Chávez con honores militares e indígenas, en una solemne ceremonia fúnebre en la plaza principal de La Paz que pareció mostrar cuán duro golpeó en el Gobierno de Evo Morales la muerte del líder bolivariano.

Mientras Morales asistía en Caracas al funeral oficial, destacamentos militares y policiales desfilaron frente a los palacios de Gobierno y Legislativo en la capital política boliviana portando como bandera una fotografía enorme de Chávez.

También desfilaron delegaciones de grupos indígenas y movimientos sociales que, luego, realizaron una ceremonia ante una capilla ardiente levantada en la calle, donde sacerdotes indígenas presentaron ofrendas al "padre sol" y a la "madre tierra" en agradecimiento por la vida de Chávez.

"Este homenaje expresa el sentimiento unánime del pueblo boliviano de dolor por la pérdida del amigo Chávez y de agradecimiento por su cooperación y cariño a Bolivia", dijo en el acto la presidenta de la Cámara de Diputados, Betty Tejada.

La ceremonia fue la última de decenas de misas católicas, vigilias y funerales simbólicos realizados en las principales ciudades de Bolivia en homenaje póstumo a Chávez, quien fue el principal aliado político externo del Gobierno de poco más de siete años del indígena Morales.

El presidente boliviano decretó duelo nacional de siete días en honor del fallecido líder venezolano y viajó a Caracas pocas horas después de que se anunciara el deceso del hombre del cual se declaró su "hijo político".

El apoyo de Chávez a Morales se centraba últimamente en vasta colaboración política, ventas de diésel, incipientes inversiones petroleras y eléctricas y fomento a exportaciones textiles bolivianas.

Durante el primer Gobierno de Morales, del 2006 al 2010, Caracas financió con donaciones desde incontables viajes del líder indígena al extranjero hasta una campaña nacional de alfabetización, pasando por un programa de pequeños proyectos municipales llamado "Bolivia cambia, Evo cumple".

No se conocía con precisión a cuánto ascendieron las donaciones de Chávez ni había cifras claras sobre el alcance del intercambio comercial, aparte de un reporte del Banco Central que señaló que a fines del año pasado Bolivia debía a Venezuela 86 millones de dólares por las compras de diésel. (Reporte de Carlos A. Quiroga; Editado por Silene Ramírez)